Previa Suns vs. Lakers: ¿final de conferencia anticipada?


Por mucho que “el Oeste nunca haya sido fácil”, no es usual que dos aspirantes legítimos al anillo se enfrenten a las primeras de cambio. Ningún equipo en la historia de la NBA ha ganado el título quedando por debajo del quinto puesto de su conferencia. Pero este año ha devenido en que Los Angeles Lakers caigan hasta el séptimo de la tabla manteniendo su condición de favoritos ante casi cualquiera. Aunque no sin magulladuras.

Los choques entre ambos conjuntos en fase regular se han sellado con un 2-1 favorable a Phoenix Suns. Sin embargo, no se pueden sacar grandes conclusiones de ellos, pues en el lado angelino siempre ha faltado al menos una de sus dos estrellas. De hecho, esta circunstancia incide en la igualdad de la serie. Los Suns llevan ya muchos meses jugando de maravilla al baloncesto. A los Lakers, a pesar de su play-in contra Warriors, no se les ha reconocido una versión consistente desde antes del All-Star, y todavía quedan dudas de que la puedan alcanzar.

El secreto está en el interior

Pese a todo, el último enfrentamiento entre ellos, ya con Anthony Davis de vuelta aunque sin LeBron, sí puede dar algunas pistas de lo que encontrar en la serie. En aquel encuentro se hizo muy visible el problema que ha tenido Lakers con su rotación interior todo el curso. Andre Drummond, el pívot normalmente titular, incurre en una falta de spacing evidente, arrebatándole a Davis la libertad interior que le hace devastador. Montrelz Harrel como percutor del aro es el más autosuficiente, pero resulta sangrante en defensa y especialmente en la lectura del pick-and-roll.

El último contendiente, Marc Gasol, ventila el juego en ataque de manera opuesta al enfangamiento de Drummond. El español hace de gestor del juego desde una posición centrada y muy alejada del aro, sacando a Ayton de la pintura y dejando operar a AD libremente. La pega está en lo que sufre a estas alturas de su carrera cuando queda emparejado con exteriores, una situación que en playoffs tiende a castigarse con más frecuencia. Sobre todo si al otro lado hay un especialista en estas situaciones como Chris Paul.

La rotación de interiores en ambos equipos es uno de los primeros puntos a tener en cuenta. Suns suele jugar con Deandre Ayton como único hombre grande de partida, y de la versión que muestre dependerán muchos de los ajustes que se vayan sucediendo durante la eliminatoria. Si Ayton logra ser una presencia en los tableros y no ser una diana para Anthony Davis en defensa, los quebraderos de cabeza de Phoenix serán menos y Lakers se verá tentado a jugar menos minutos con La Ceja como ‘5’. Si se ve de forma continuada a un Davis como el del último enfrentamiento entre ambos —42 puntos, 12 rebotes, 5 asistencias, 3 robos y 3 tapones— los Suns no podrán hacer mucho.

Sin duda, la versión angelina más efectiva es la que parte con AD como único interior. Si en ataque goza de espacios por dentro, es capaz de castigar de cualquier forma y su superdotado molde defensivo le permite defender con eficiencia a cualquier jugador sobre la cancha.

Paul y Booker contra la trituradora laker

Aquí se halla otra de las claves del choque. Llegado el momento, los Lakers van a lanzar el dos contra uno al manejador de balón, ya sea CP3 o Devin Booker. Si cogemos como ejemplo el partido del play-in contra Curry, Caruso y el propio Davis irán a buscar al portador en cuanto este pase medio campo. Los angelinos buscan aislar a un jugador lejos del aro para jugar un ‘4v4’ en el que sus excelentes rotaciones defensivas obliguen al rival a ser agresivo y cometer errores.

Los dos exteriores de Suns han sabido leer muy bien estas acciones durante la temporada, siendo una de las mayores muestras de la madurez adquirida por Booker. Si Phoenix es capaz de castigar estas defensas a través de sus secundarios desactivará una de los principales atajos de los campeones para poner en liza su devastador contraataque.

Phoenix está en la mitad de la liga en puntos recibidos en transición, pero el punto está en que los Lakers utilizan estas estampidas para marcar terreno, sobre todo LeBron James, que habitualmente entra en flujo ofensivo a través de sus cabalgadas. Por ello, reducirlas al máximo es básico para rebajar la agresividad defensiva y cortocircuitar su ataque ‘5v5’. Con esto en mente, además del irregular peso ofensivo de Ayton, resultará crucial las lecturas de Mikal Bridges como ejecutor de lado débil. Un rol que le ha aupado a ser uno de los secundarios más valiosos de la temporada.

Solo hay un pequeño problema…

El último punto a tener en cuenta es la defensa de Phoenix, que tratará de esconder a Chris Paul y Devin Booker ante LeBron. Los Suns cuentan con uno de los sistemas defensivos más trabajados de la liga, siendo la novena mejor defensa. Es uno de los equipos que menos triples permite por partido tanto en volumen (8º) como en porcentajes (5º). La presencia de aleros versátiles como Jae Crowder, Torry Craig, Mikal Bridges, Cam Johnson o Dario Saric les permite ser agresivos en el exterior y cerrar vías hacia el aro, obligando a muchos tiros de media distancia.

Los mencionados perfiles pueden complicarle las cosas a LeBron para conseguir emparejamientos ventajosos en defensa, ya que si el bloqueo involucra a Ayton, Paul o Booker, los Suns intentarán no cambiar la asignación. Sin embargo, el aclarado de Davis al poste sigue siendo una incógnita a resolver para cualquier defensa por cómo los Lakers lo complementan. Parar al missmatch andante que es La Ceja debe ser un trabajo colectivo, pero Phoenix sufre mucho para parar a este tipo de jugadores cerca del aro.

Con todo, Phoenix es un equipo más que capaz de dominar el ritmo del partido a través de sus dos grandes estrellas interiores. Es imperativo que la serie se juegue bajo el mando de Paul para no abrir la puerta a la tempestad laker. Si lo logran, los Suns podrán competir en igualdad de condiciones contra todo un campeón de la NBA. Y eso basta para mostrar la dimensión del equipo en el que se ha convertido.

(Fotografía de portada de Harry How/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.