Repaso a los equipos en la burbuja NBA: Conferencia Este


Este pasado viernes desmigajamos el rastro que los conjuntos del Oeste habían dejado en la burbuja NBA. Allí fue donde mayor vistosidad adquirió la jugada durante los 88 seeding games que han precedido al novedoso play-in y a los playoffs.

Vamos ahora con la Conferencia Este, donde todo el pescado quedó vendido desde bien temprano.

Milwaukee

Han tenido dos personalidades enfrentadas en la burbuja: la que remontó a Miami tras una primera parte para ingresar en un centro de salud mental… y la de dejarse ir y reservar a todo quisqui porque se sabían líderes finales del Este. Entendemos que para playoffs reservan el plato de estrella Michelín. Son favoritos, pero Toronto posee más experiencia, defensa y un mucho mejor poblado fondo de armario.

Preocupa —o debería hacerlo— la gestión de responsabilidades cuando Giannis Antetokounmpo es minimizado; por decir algo, cuando mete 25 puntos y no 40. Antes del parón, los Bucks fueron la mejor defensa de la NBA, pero en la burbuja solo quedaron octavos. Queremos leer entre líneas que han estado guardando la ropa después de cruzar a nado el país. Porque, en muchos partidos, Mike Budenholzer montaba la fiesta del suplente. Era cuestión de escatimar esfuerzos. Eso, o tienen varios problemas que solventar —récord 3-5 post parón—.

Toronto

Ya no se puede decir ni que sean un tapado. Lo comentamos por aquí hace algo más de diez días: a ver si los Raptors van a ser el coco del Este… Podrían ser tan favoritos como los Bucks, pero cuentan con menos ruido y MVP’s en su plantilla.

Solo han perdido un partido en la burbuja (7-1). Van como un tiro. Y además presentan la mejor defensa en Florida. Es un verdadero show verles seguir y perseguir las marcas; los cambios de asignación en cada defensa. Cómo tapan zonas, huecos, líneas de pase, desvían trayectorias, pasan o cambian bloqueos y acuden a las ayudas para ahogar posesiones, ventajas e incomodar suspensiones. Echan el candado como nadie a base de inteligencia, dirección —CC: Nick Nurse— intensidad y trabajo cooperativo. Es que han arrasado en resultados siendo el tercer peor ataque de la burbuja. Cosa seria su sistema defensivo.

Podrían ganar a cualquiera. Ya lo estamos avisando.

Boston

Los Celtics terminaron con cinco victorias que pudieron ser seis si no se hubieran dejado ir el jueves ante Washington. Deberes totalmente cumplimentados; siendo séptimo mejor ataque y defensa en Orlando. Sin prender fuegos artificiales, pero cumpliendo con Gordon Hayward, Jaylen Brown y Jayson Tatum bastante conectados. Ellos tiran de un carro que no sujeta ahora mismo Kemba Walker. El base no ha superado del todo sus molestias en la rodilla y tampoco recuperado su mejor nivel.

Son favoritos en su cruce ante Philadelphia, pero a ver cómo gestionan la llegada a puerto del Godzilla camerunés; hablamos de si Joel Embiid consigue replicar su facción más destructiva. Mucho deben temer los verdes como a al pívot le dé por abonarse a las noches de 40 puntos y 25 rebotes. Que todo puede ser.

Miami

Todavía no somos conscientes de hasta dónde está engrasada la máquina de Miami. Capaces de bailar a Milwaukee en una primera parte en la que los Heat parecían una selección de nietos de Larry Bird… Y, luego, perder tres de los últimos cuatro partidos.

Con Jimmy Butler y todo el pelotón (de fusilamiento) sano, nadie les querría para bailar en playoffs. Podrían haber hecho una mejor ofrenda en la burbuja pero nadie les quita ser élite de su conferencia.

Indiana

Ay, si Domantas Sabonis no tuviera los pies planos… Y si Victor Oladipo hubiera llegado con el kilometraje algo más gastado. La gran noticia para los Pacers en la burbuja ha sido T.J. Warren (31,0 puntos), tercer máximo anotador desde el 30 de julio. Un alero casado con la red al que los Suns pidieron divorcio a cambio de cuatro cochinos duros —cash considerations—. Enormes las actuaciones de Warren y notable alto para unos Pacers con 5-2 en la burbuja.

Philadelphia

Cómo tener la mejor plantilla de tu conferencia y armar un álbum para ir coleccionando tus propios desastres. La desconexión en el juego de los 76ers es flagrante. Ni con Ben Simmons de point forward, ni partiendo como ala-pívot. No hay manera; y todo parece culpa de alguien con un apellido que es un marrón —entiéndase la traducción—.

Simmons se dañó la rodilla e hizo un roto tremebundo a las aspiraciones de su equipo en playoffs. Además, Embiid llega entre algodones. Todo en Philadelphia resulta un manual de estilo de cómo no encarar la parte final de curso cuando te estás jugando el pellejo. Porque banquillo y oficinas hacen escalada extrema sin arnés ahora mismo.

Han sido la cuarta peor defensa de la burbuja, pero nunca se sabe. Quizá les dé por encontrar las espinacas y Embiid se meriende a los interiores de Boston con un buen sofrito de puntos. Difícil horizonte, pero nada fuera de alcance para uno de los tres mejores pívots de la Liga.

Brooklyn

La mejor nota de toda la Conferencia Este. Habían ido a Florida casi con los juveniles y han sacado un 5-3. Ingente esfuerzo y mérito ganando a equipos como Clippers, Bucks, Magic, Kings…

Notaza de final de curso con jugadores de bolsillo y solo un puñado de habituales. Es que las bajas de Brooklyn eran para echarse a llorar. Estos Nets de rebajas han cumplido de sobra y —seguramente se les esté yendo la cabeza— hasta se creen capaces de mandar a Toronto para casa.

Orlando

Sin pena ni gloria. Solo tres victorias en ocho partidos y la vergüenza de haber cedido la séptima plaza del Este ante unos Nets que llegaban a jugar en gayumbos. A los Magic ha dado sensación de quedarles grande este mini-torneo entre los 22 mejores del año. No han hecho el ridículo, pero dieron para bastante poco.

Washington

Vacaciones de lujo en Disney World. El suspenso rotundo (1-7) de los Wizards en la burbuja ha de atribuirse a técnicos y directivos. Es así porque ellos decidieron acudir a Florida con el equipo B. Como consecuencia, han ido sido el polluelo que todos los días se queda sin almuerzo y que, de propina, le espera ronda de capones.

Lo positivo, que jóvenes como Troy Brown Jr., Thomas Bryant, Jerome Robinson, Admiral Schofield, Isaac Bonga, Moritz Wagner o, el ojito derecho, Rui Hachimura han cogido fondo. Se han fogueado en partidos ante grandes rivales que pueden ayudarles de cara a la temporada que viene. No han perdido por completo el tiempo, pues, los Wizards. Han seguido esculpiendo a algunos de los grumetes que harán el trabajo sucio del capitán de barco dentro de unos meses.

Nota: este artículo se escribió en la tarde del 14 de agosto de 2020. Por ello, no se pudieron tener en cuenta los resultados de algunos equipos que jugaron sus últimos partidos de la burbuja en la noche del viernes.

(Fotografía de portada: Kevin C. Cox/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.