¿Y si el ‘coco’ del Este son los Raptors?


No es opinión, tampoco información, sino solo una pequeña reflexión alumbrada tras las dos jornadas de burbuja NBA en las que han participado los Toronto Raptors. ¿Y si a quien hay que atribuir tembleques en el Este es a ellos?

2-0 marchan desde que empezó el fuego real en Disney. Y por encima de números, las sensaciones son tremendas en Canadá. La magia de Nick Nurse ha convertido a un vigente campeón amansado —fuga de Kawhi en 2019— en, otra vez, un aspirante con todas las de la ley. Han suplido la ausencia de su MVP de las Finales con grupo, estrategia, experiencia, intensidad y oficio.

Para empezar, los Raptors defienden casi como nadie. Como auténticos porteros de sala de baile para mayores. Esta temporada son la segunda mejor defensa cada cien posesiones (104,7 puntos, la primera son los Bucks); pero es que además también afilan las garras en finales apretados. Presentan el cuarto mejor valor defensivo de la Liga en últimos cuartos y un top 8 en situaciones clutch, donde además maximizan su ataque —cuarto conjunto en rating ofensivo—.

Los Raptors son una de las defensas más trabajadas de la NBA, no cabe duda. Bordan las rotaciones y cambios de asignación en cualquier momento del partido. Asfixian, a base de garra y energía, el ataque rival para concentrar cuerpos, brazos, manos y carreras en la trayectoria del balón. Incomodan las recepciones, las líneas de pase y la confianza del prójimo. Como resultado de este manido plan, en el último encuentro ante los Heat el equipo de Canadá triunfó en las posesiones decisivas. Todos arremolinados, corriendo como gamos en los cambios, tapando cualquier idea, cualquier atisbo de línea de pase. Y Siakam, que había tenido un partido regulero, termina robando un balón lanzado por Jimmy Butler. Van en modo locomotora hasta el final de los partidos. Sobre todo al final. Y así les luce el cabello.

La defensa de Nurse es uno de los secretos, pero no el único. La profundidad de la rotación y la migración de responsabilidades también suman y siguen.

Uno para todos

Sin el (ya) no tan añorado Kawhi, con un Pascal Siakam más bien perezoso en el reestreno, los Raptors encuentran rutas para triunfar ante rivales poderosos —Lakers y Miami hasta ahora—. Sí, la muestra post panedemia es breve pero si de alguien puedes fiarte en esta Liga es de Toronto.

Cuando tu mejor jugador no se ha puesto las pilas, pues aparece Kyle Lowry (33-14 rebotes y 6 asistencias) y te salva el trasero ante el mejor equipo del Oeste. Si Lowry tampoco tiene el día frente a los Heat, Fred VanVleet llega al máximo de su carrera con 36 puntos y siete triples en media hora. No importa el contexto, siempre hay alguien con la mano disponible para guiar las riendas. Y para hacerlo como jinete de Juegos Olímpicos.

Si Lowry, Siakam o VanVleet fallaran, quedarían Marc Gasol, Serge Ibaka, los triples de O.G. Anunoby desde la esquina… Hay más posibilidades que fiestas patronales en el mundo pre-coronavirus.

A todo eso hay que sumar que, colectivamente, también saben lo que hacen en ataque: quinto mejor ataque cada cien posesiones o cuartos en net rating.

Todo eso puede valer oro, pero los Raptors llegan a bodas de diamante dada su experiencia de campeón. En la Conferencia Este, el gran rival es Milwaukee y allí nadie ha pateado ya senderos que lleven al anillo. Tampoco, por supuesto, en Miami, Boston y compañía. Peor récord que los Bucks tiene Toronto, sí, pero más poso en rondas decisivas.

Por todo lo que exponemos, ahí va esta idea al aire que cada vez podría contar con más adeptos. A ver si los Raptors van a ser los favoritos del Este… No hay que frivolizar con los Bucks, dado que en esta temporada regular han sido un ciclón y, además, en los dos enfrentamientos anuales superaron a unos algo mermados Raptors —faltó Marc Gasol en el segundo—. Pero la duda ha vuelto a surgir. ¿Y si los Bucks no son los únicos favoritos del Este? Las pulidas estratagemas tácticas, defensa, profundidad y experiencia de campeón podrían otorgar a Toronto las mejores condiciones posibles.

Venga, quién se sube al carro de que los Raptors sean quien llegue a las Finales por la parte atlántica. Conforme pasen las jornadas, se irán agotando los tickets, seguro.

Por cierto, ya que VanVleet hizo cima anoche, os dejamos uno de los retratos publicados en Extra nbamaniacs hace algunos meses. La historia de un jugador no drafteado en 2016 que ha llegado a triunfar en la NBA. El texto es para suscriptores.

(Fotografía de portada: Stacy Revere/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.