Pau Gasol se preparará para los JJ.OO…¡en el Barça!


Ni en Lakers junto su hermano, ni en una franquicia pequeña donde no le faltasen los minutos… Pau Gasol no volverá a pisar el parquet (por ahora, y ya veremos si de manera definitiva) de la NBA esta temporada. Su destino será Europa, y más concretamente al equipo que le catapultó más allá del océano para que se convirtiese en el mejor jugador español de todos los tiempos. Pau vuelve a su club. A la que fue su casa cuando era un imberbe y algunos aún pensaron que Kwame Brown o Tyson Chandler podían ser mejores picks de futuro que él. Paul regresa al Barcelona.

La noticia, adelantada en primicia por la cadena COPE, resuelve por fin una incógnita que se había ido estirando con las semanas mientras el goteo de información se resumía en pequeños sketches del ala-pívot entrenando sobre madera, evidenciando una buena forma física (para alguien de 40 años) y que sus lesiones en el pie parecen ser cosa del pasado.

La esperada oferta de la NBA, o al menos una que cuadrase en el framing de Pau, no llegó, y el Barcelona, muy consciente de que el jugador quería acumular ritmo competitivo en pos de llegar lo mejor posible a los que serán sus últimos Juegos Olímpicos, se lanzó a por él. Gasol, viendo que el calendario le daba poco más de cuatro meses para el inicio de la preparación de Tokio, no podía alargar más la espera, y ha entendido que esta era la ‘mejor-peor’ opción.

Allí, en el club que acaba de vencer con contundencia al Real Madrid en la final de la Copa, rendirá cuentas a las órdenes de Sarunas Jasikevicius (junto a quien jugó en el propio Barça en sus comienzos) y coincidirá con otro ex NBA con quien ha compartido camiseta, no sólo en la selección, sino en dos vestuarios distintos en EE.UU: Nikola Mirotic, colega de taquilla en los Bucks y sobre todo en los Chicago Bulls.

Hábil para la Euroliga

Además de la competitiva Liga Endesa, el bicampeón de la NBA podrá disputar también la Euroliga, por la sencilla lógica de no haberla jugado esta temporada con ningún otro equipo. El plazo para inscribirse, en todo caso, finalizaba el 24 de febrero, es decir, este próximo miércoles, y este límite, probablemente, habrá sido clave a la hora de forzar al español a tomar la decisión y no retrasar más la firma.

En San Antonio no logró, como muchos esperábamos, mezclar todo su IQ con la eterna pizarra de Popovich, y equilibrar un físico en declive con todo su profuso baloncesto. En los Bucks, a quienes se unió con la esperanza de poder ayudar en playoffs, apenas llegó a debutar (sólo tres encuentros) porque las lesiones así lo decidieron. En estos meses en el Barça, y sin prisas, Pau espera recuperar parte del empuje que le vimos a sus 35 años en Chicago (cuando ya varios lo daban por muerto), y le permita así exprimir sus últimas gotas de talento para ser algo más que la sombra de un futuro Hall of Famer en el combinado nacional que irá a por todas en Japón.

Pau… ¿lo desmiente?

Sin decir que sí pero tampoco claramente que no. A las pocas horas de saltar la noticia, la cuál corrió como un río de pólvora, el catalán se pronunció en su cuenta de Twitter de la siguiente manera: “Al hilo de las noticias aparecidas, quiero comunicar que continúo centrado en mi recuperación y aún no estoy listo para volver a la pista. Cuando tenga algo que anunciar, lo haré a través de mis redes sociales ¡Muchas gracias por vuestro apoyo!”.

Fuentes cercanas a nbamaniacs pudieron confirmar poco después de esto que el conato de acuerdo entre jugador y club, mínimo, existe, pero no sabemos exactamente qué es lo que ha llevado a Pau el publicar estos tuits y si finalmente dará marcha atrás en la operación o, simplemente, opta por esperar el que considere el momento adecuado para hacerla oficial.


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.