Excepción bianual: contrato especial NBA cada dos años

La Excepción bianual o la Biannual Exception está destinada a las franquicias que se encuentran por encima del tope salarial pero por debajo de la Apron (el margen extra de algunos millones de dólares sobre el máximo salarial). La Biannual Exception es una de las herramientas que sí pueden ser empleadas por los equipos que transiten en este margen salarial y sirve para firmar a un jugador que cobre más que el salario mínimo pero menos que el salario medio de la NBA.

La Biannual Exception sólo puede ser empleada cada dos años, independientemente de que la franquicia que tenga derecho a usarla la haya gastado completamente o no en un curso. Si unimos este hecho al de que muchos equipos prefieren estar por debajo del tope salarial que optar por la Biannual Exception, no se trata por tanto de una herramienta a la que opten muchas franquicias cada temporada.

Por tanto, para trabajar con la Excepción bianual, es imprescindible que las franquicias se hallen por encima del impuesto de lujo. Una vez que ejercen la Biannual Exception, pueden llevar a cabo maniobras para situarse por debajo del tope salarial, pero nunca podrán ir más allá de la Apron en la temporada en que gastan la Biannual Exception. Es decir, si para la temporada 2017/18, el impuesto de lujo se sitúa en 119,266 millones de dólares y la Apron en 125,266 millones, un plantel que emplee la Biannual Exception no podrá bajo ningún concepto irse salarialmente por encima de estos 125,266 millones durante toda la 2017/18.

¿Cómo son los contratos suscritos?

Como hemos dicho, están salarialmente limitados. Pero además de esa frontera económica, también hay consideraciones temporales. Así, un acuerdo bajo la Biannual Exception puede ser de un año o de dos, no más. En el caso del segundo curso, se aplica un incremento del 4,5% sobre el salario de la temporada anterior.

Cuando en 2011 los jugadores acordaron el convenio colectivo que ponía fin al cierre patronal, se comprometieron a fijar una cantidad exacta cada curso para la Biannual Exception. Esta va acorde con los rangos salariales y la evolución anual de los sueldos. Sin embargo, el estancamiento del límite salarial sufrido en la NBA entre 2012 y 2015, con una subida de apenas 679.000 dólares en ese periodo, tiró por tierra estos proyectos.

Para la 2016/17, un jugador que firmase una Biannual Exception empezaría con un salario de 2,2 millones anuales; si el acuerdo era por dos temporadas, se iba hasta los 4,5 millones (con la subida del 4,5%). Estas cantidades eran un 3% más altas que las de la 2015-16, donde jugadores como Jeremy Lin o Gary Neal fueron adquiridos por los Hornets y Wizards, respectivamente, merced a sendas Biannual Exception , por valor de 2,1 millones en cada uno de los casos.

De cara a la 2017-18, la Biannual Exception marca un salario de salida de 3,29 millones de dólares, según informa Larry Coon en su CBA FAQ. Si un jugador firmase por dos años, en el segundo percibiría esos 3,29 millones más un 4,5%. Es decir, se añadiría a esos 3,29 millones del primer año otros 148.050 dólares, que dejarían la nómina anual del segundo curso de acuerdo en 3,43 millones de dólares, para un total de 6,72 millones de dólares por un contrato de dos campañas. Los equipos tienen la opción de repartir esa Biannual Exception en ofertas a varios jugadores, pero no es algo frecuente, ya que en la mayoría de los casos las cantidades serían similares a las ofrecidas mediante el contrato mínimo.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra lista de correo y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer o no.



AVISO

Si no te cargan los comentarios refresca la página de nuevo hasta que te carguen. Disqus ha hecho cambios en el código y Marfeel, la plataforma que gestiona la versión móvil de nbamaniacs, no ha implementado aún sus cambios para que funcione a la primera. No depende de nbamaniacs, pero estamos apretando para que lo solucionen. Sentimos las molestias.