65 años del primer partido de los Hawks en St. Louis


No eran años de estabilidad en el mundo de la pelota naranja. Los Milwaukee Hawks habían completado cuatro temporadas decepcionantes en las que no habían sido capaces de abandonar el pozo de la NBA. Ni siquiera disponer de cuatro Top 2 del draft consecutivos (Mel Hutchins, Mark Workman, Bob Houbregs y Bob Pettit) fue suficiente para evitar el desastre: la atención de los aficionados se había centrado en los Braves de la liga de béisbol y el Milwaukee Arena era un solar sin apenas vida.

En 1955, el equipo se mudó a St. Louis y la suerte cambió. Bob Pettit emergería como MVP de la temporada en su año sophomore y los Hawks se clasificarían para los playoffs. La llegada de Cliff Hagan y Clyde Lovellette impulsaría enormemente al equipo hasta el punto de lograr el campeonato de 1958. Poca broma si tenemos en cuenta que aquellos Hawks fueron el único equipo capaz de aguar la fiesta a los Celtics de Red Auerbach entre 1957 y 1966.

Un extenso camino que dio comienzo el 5 de noviembre de 1955, hace exactamente 65 años. El primer paso hacia la estabilidad de una de las franquicias más longevas de la NBA. Aquella noche, St. Louis debutó en la liga con una cómoda victoria por 101 a 89 ante los Minneapolis Lakers. El partido, celebrado en el Kiel Auditorium, recibió a un total de 7.452 aficionados.

No acostumbrados a eventos de dicho calibre, el ambiente frío de los primeros instantes terminó transformándose en una caldera ante el empuje del equipo angelino en la segunda mitad, tal y como recoge el diario St. Louis Post-Dispatch. Bob Pettit y Frank Selvy fueron los máximos anotadores de los Hawks con 21 puntos cada uno. Curiosamente, la anotación de los Lakers estaría liderada por Clyde Lovellette (27), quien se convertiría en compañero de Pettit tres años más tarde.

Pese a mantener la competitividad durante toda la década de los 60, la retirada de Bob Pettit en 1965 disminuyó el potencial del equipo, hasta el punto de ser sorprendidos por los Warriors en la primera ronda de 1968 tras haber logrado 56 victorias en temporada regular.

Pero mayor sorpresa aún fue la decisión del propietario Ben Kerner tras la conclusión de la temporada. El 3 de mayo de 1968, el dueño conmocionó a los aficionados de la franquicia al anunciar la venta del equipo al gurú inmobiliario Thomas Cousins y a Carl Sanders, ex-gobernador de Georgia. En palabras del propio Kerner, “la ciudad de St. Louis ya no podía competir financieramente en la NBA”. Aquel mismo verano, los Hawks confirmaban su definitivo traslado a Atlanta, su actual hogar.


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.