Algunos jugadores, molestos porque Milwaukee no avisó de sus intenciones


Siendo elogiable el gesto de no jugar en protesta por el tiroteo a Jacob Blake –último incidente de otros muchos de tinte racista como el del asesinato de George Floyd que dio lugar al movimiento Black Lives Matter–, lo que no ha sentado bien entre los jugadores de los equipos de la NBA es que Milwaukee Bucks optase por esa vía, la de la huelga, sin antes haber avisado al resto de franquicias.

Si hay algo que ha destacado siempre en la Liga es que los jugadores se han movido como un todo. A través del Sindicato de Jugadores (NBPA) todas las decisiones se han consensuado hasta ser un frente colectivo que pedía, exigía y proponía sin fisuras. Eso ahora ha visto en cierto modo empañado. Según informa Chris Haynes de Yahoo! Sports, varios jugadores presentes en la reunión para decidir qué hacer con los playoffs se mostraron frustrados por cómo se desarrollaron los acontecimientos. Ninguno de los equipos que debían jugar tras Milwaukee (Oklahoma City Thunder, Houston Rockets, Los Angeles Lakers y Portland Trail Blazers) ni el sindicato fue informado de lo que se estaba planteando en Milwaukee.

Entre lo expresado por quienes se sintieron molestos porque la franquicia de Wisconsin no avisase, está el hecho de que estos pusiesen al resto en una posición muy complicada. En caso de no haber secundado el boicot de los Bucks ello hubiese proyectado una imagen de disensión en el colectivo de jugadores. La cuestión es que el sindicato en ningún momento pudo prepararse para tratar la problemática al no tener conocimiento de ello.

Apremiados por los presentes, y aunque Jaylen Brown (Boston Celtics) se lanzó en defensa de los Bucks al recalcar que no tenían nada que explicar y que los apoyaba plenamente, George Hill quiso aclarar que fue él mismo quien dio pie a la conversación para tomar tal decisión poco antes del partido. Ese cronograma precipitado fue secundado por Kyle Korver, quien según Sam Amick de USA Today se disculpó con el resto de jugadores por la manera en que se manejó la situación por parte de Milwaukee.

Más allá de este pequeño desencuentro, ahora todo se centra en qué hacer con la temporada. Como ya sabemos, la reunión concluyó con Lakers y Clippers votando por cancelar la temporada mientras el resto abogaba por continuar. No se tomó una decisión en firma. A lo largo del día habrá nuevas reuniones de jugadores y NBA por separado para discutir los próximos pasos a dar. Toca esperar.

(Fotografía de Kevin C. Cox/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.