Andrew Bynum admite las insubordinaciones que le costaron salir de Cleveland

Una vez que ha pasado un tiempo, ha acabado reconociendo su falta de disciplina en Cleveland. Cuando la franquicia decidió que ya no seguiría contando con sus servicios, salieron a la luz informaciones que apuntaban a que el jugador faltaba constantemente al respeto a sus entrenadores o “realizaba tiros a lo loco” en los entrenamientos, como apuntó en su día un periodista del Cleveland Plain Dealer.

MÁS: ¿Causas de la suspensión de Bynum? “Continuas faltas de respeto” a los entrenadores

En una reciente entrevista concedida al medio IndyStar.com, el pívot ha admitido que algunas de esas cosas que se le echaban en cara eran ciertas, pero todo con matices y explicaciones previas sobre lo que era la estructura organizativa del técnico, .

“Es como si os mando a la tienda y os doy tres opciones para comprar la manteca de cacahuete, probablemente elegiríais una opción fácilmente”, señaló Bynum. “Pero si te doy 25 opciones, es posible que esperéis allí durante media hora. Tener que ser demasiado detallado no siempre es lo más correcto”.

Sus faltas de disciplina

Las dos faltas de insubordinación que destaca Bynum son sobre lanzar triples sin permiso en un entrenamiento y la otra viene cuando durante una práctica, un entrenador asistente le pitó una falta y Bynum se burló de él llamándole “árbitro horrible”.

“Ésas son las dos cosas que hice. Las hice a propósito, porque eso ya se había acabado para mí”, admitió el jugador.