Andrew Wiggins explica la diferencia entre los Warriors y los Timberwolves


Los Minnesota Timberwolves son un equipo que no se ha caracterizado precisamente por ganar a lo largo de su paso por la NBA. En sus más de 30 años de historia tan solo en una ocasión han superado la Primera Ronda de playoffs, una fase final en la que han logrado una única victoria en las últimas 16 temporadas. De hecho, son la franquicia con peor porcentaje de victorias desde su fundación, con un 39.6%. Una dinámica que parece que no variará esta temporada, en la que han tenido un pésimo inicio sin su gran referente Karl-Anthony Towns. Actualmente tienen el tercer peor balance de la competición y son últimos de la Conferencia Oeste con 12 derrotas en 16 enfrentamientos.

El rumbo de los T-Wolves se ha justificado en ocasiones con lo poco apetecible que es vivir en la ciudad de Minnesota para las grandes estrellas. No obstante, la gestión realizada tiene cierta responsabilidad, pues hasta seis general managers han pasado por las oficinas de Minneapolis en la última década. Una cifra que habla mal de la continuidad que han tenido en sus proyectos. Por otro lado, más allá de los movimientos realizados vía traspaso o vía draft, también se ha puesto muy en duda el trabajo de su estructura deportiva. Un tema que ha vuelto a primera plana con la últimas declaraciones de Andrew Wiggins y el nivel mostrado por el propio equipo.

“Es diferente, porque aquí todo está organizado. Sabes lo que haces todas las noches. (…) Sabes los minutos que vas a jugar, conoces tu rotación. Hubo un par de años así en Minnesota. Eso fue con el entrenador Thibs, él estaba muy organizado y fue muy claro, fue muy sencillo. Eso es una cosa que hacen aquí. Son muy sencillos. No van a endulzar nada. No hay preguntas con trampa, así que está bien”, agregó el ahora jugador de los Warriors cuando le preguntaron sobre el tema en cuestión. Unas palabras que justifican en cierta forma los argumentos en contra de la gestión de los Timberwolves, que evidentemente salen muy mal parados.

Y es que en cierta forma, el que fuera pick 1 del draft de 2014 ha evolucionado más como jugador en este mes que en alguna de sus temporadas anteriores. Desde su llegada a la NBA jugó en Minnesota y ha pasado por las diferentes fases del proyecto, lo que puede haber influido en su desempeño. El alero ha pasado de ser un jugador repleto de estereotipos y connotaciones negativas, a parecer una pieza muy útil en un equipo ganador

(Fotografía de portada de Ezra Shaw/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.