Anthony Davis resta importancia a su mal partido: “Todo está bien”


La victoria de los Heat en el tercer partido de las Finales no le quita el sueño a Anthony Davis. El encuentro siguió un guión muy distinto al de los dos anteriores y el ala-pívot firmó una actuación bastante discreta. Los problemas de faltas le lastraron desde bien pronto y no fue fue capaz de encontrar su ritmo en ningún momento. Directamente, esta situación afectó al rendimiento global del equipo, que había bebido de su dominio interior a lo largo de la serie.

Así, un posible 3-0 ha dado paso a un peligroso 2-1 que espoleará las esperanzas de los de Florida. De verse al borde del precipicio a aferrarse a las barbas de los Lakers. Davis hizo un amplio ejercicio de autocrítica por su desempeño en el Game 3 mientras, a su vez, declaró que no existen motivos para la preocupación.

“Sólo han sido pérdidas tontas de balón. Tuve cuatro en el primer cuarto”, afirmó el siete veces All-Star. “Faltas ofensivas. Falta de comunicación en algunos pases. Solo tenemos que ser mejores en general. No defendimos en absoluto esta noche. Pero créeme, todo está bien.”

Después de jugar un papel diferencial y superlativo en los dos primeros encuentros —saldados con 34 y 32 puntos, respectivamente—, Davis apenas pudo aportar 15 tantos a los guarismos del equipo en la jornada del domingo. Solo lanzó nueve tiros en sus 33 minutos en cancha, sufrió cinco pérdidas y recopiló un diferencial de -26. El ex de Kentucky ha sido un gran catalizador del éxito en Los Angeles y su gris actuación pone de manifiesto de una manera contundente lo importante que es para la unidad y el devenir del equipo.

Defensivamente, los Lakers fueron completamente desbordados por la exhibición de Jimmy Butler. El alero de los Heat se convirtió en el tercer jugador en la historia de las Finales en registrar un triple-doble de 40 puntos y destrozó la resistencia angelina de principio a fin.

Por su parte, LeBron James, quien reconoció que mostraron una versión impropia de sí mismos, salió en defensa de su compañero y admitió que la acumulación temprana de faltas fue un factor clave. “El problema de faltas le obligó a ser un poco pasivo. Quería estar en la cancha pero no podía ser agresivo ni en defensa ni en ataque.”

Así, la narrativa de la eliminatoria cambia por completo aunque esta siga bajo las riendas de los Lakers. Miami ha solventado momentáneamente la papeleta y toma una importante bocanada de aire. Ahora, afrontan el cuarto partido con la esperanza de poder contar con Bam Adebayo y Goran Dragic, quienes se han perdido los últimos dos compromisos. Hay serie.

(Fotografía de portada de Douglas P. DeFelice/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.