Aún sin Green, los Warriors pasan por encima de Minnesota

Con descartado por una contusión en su tobillo izquierdo, a los les tocaba pisar a fondo en Oakland ante Minnesota y lo hicieron, ganando por un resultado 115 a 102, su undécima victoria consecutiva. Pero aún con la falta de un All-Star este equipo carbura, y no faltó el secundario Kevon Looney al que Steve Kerr introdujo en sala de prensa como un habitual. “Sí”, respondió sobre si el center iba a defender a Karl-Anthony Towns.

Minnesota empezó con fuerza

Los Wolves comenzaron lanzados por medio de Towns (18) y Wiggins (16), que mordían sobre una zona sin Green. “Notamos la falta de Draymond. Nos estancamos al principio porque normalmente facilita mucho el juego de ataque”, señaló Durant en declaraciones recogidas por ESPN. Un intercambio de golpes mientras que las piernas aguantaron, resumen de los primeros 12 minutos y de un marcador que reflejaba un 33 a 30 para los lobos.

Pero la alegría no iba a durar mucho, ya en el segundo cuarto aparecía no una, sino dos veces para hundirla. Se sumaba el no tan habitual JaVale McGee, que impredecible —como siempre— se colaba en ambos lados de la pista para acabar el segundo periodo con un 4 de 5 en tiros de campo, y 8 puntos en el casillero. En palabras de Durant: “Es diferente. Zaza es más racional en el parqué, mientras que JaVale es más de poner presión en la zona y abrirnos el juego”. Un triple para minar el ánimo y desafiar la bocina, los jugadores encaran el vestuario con un 48 a 56 en el luminoso.

Levantando el pie del pedal

Si bien los terceros cuartos siguen siendo la asignatura pendiente de los Wolves, el equipo salió a jugar con aires de remontada, prueba de ello el salvaje mate de Wiggins sobre McGee. Pero lejos de hazañas, apareció entonces el MVP de La Bahía con destellos de realidad, un Stephen Curry que sumó 34 puntos con un gran 13 de 19 en tiros de campo. Otros dos quisieron seguir la fiesta, Thompson añadió 23 y Durant terminaría con 28; un trío que no notó la falta de Green, de una franquicia que acelera y no echa de menos un All-Star.

La nota positiva para los lobos la dejó , que acabaría con 31 puntos lanzando un 13 de 24 por toda la pista. Los últimos doce minutos se gastaron en probar cosas nuevas, como la oportunidad de Tyus Jones (5) de coger el mando. El joven lobezno dejó ápices de fluidez y distribución de juego, a pesar de que para Minnesota, solo quedaba el triste final. Si bien estos días se habla de un posible traspaso de uno de los cachorros, quizás el error esté en la pizarra que manda al base a la esquina, o que no sabe defenderse.

Al final del encuentro victoria fácil para Warriors, que tendrán su próxima cita el martes ante Hawks, y demuestran que sin Green siguen siendo un equipo competitivo. Los Wolves por otro lado volverán al Target Center la misma fecha, donde recibirán a unos Jazz que vienen de ganar dos partidos seguidos.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

Gasol y Conley hunden un poco más a Miami

La penúltima oportunidad de Anthony Bennett

Siguiente