Ben Simmons redobla su desafío ante los Sixers: “No es mi problema”


Cualquiera pensaría que a estas alturas el culebrón Ben Simmons estaría más que solucionado. Pero lejos de encontrar una salida, la situación cada vez más a medida que pasan las jornadas. La declaración en rebeldía del australiano puso el cronómetro a la gerencia de los Sixers para encontrar una operación satisfactoria. El gran inconveniente es que si antes de este desafío Daryl Morey ya había observado que quizás el precio de Simmons fuese menor de lo esperado, ahora directamente cae con cada hora que pasa. Así, Philadelphia pretende mantener sus ambiciones con respecto al traspaso, planteándose incluso comenzar el training camp con el jugador en plantilla y amenazando con multarle por cada sesión a la que no se presente.

Ante esta tesitura Simmons sigue plantándose y ejerciendo presión a través de su agencia de representación Klutch Sports. De ello se ha hecho eco Brian Windhorst para ESPN, asegurando que lo último que le ha hecho saber el jugador a la franquicia es que no es su problema recuperar su valor de traspaso. Con ello, el australiano busca meter presión a los Sixers para que terminen apretando el gatillo aún sintiendo que el traspaso no es todo lo beneficioso que querrían.

El periodista además apuntaba algo interesante. Y es que el jugador cobrará la mitad de su salario anual —16,5 millones de dólares— el primer día de octubre, con lo que tendría cierto colchón económico para afrontar las sanciones que llegarían desde el día 28 de septiembre. Poniendo todas las cartas sobre la mesa, parece que va a ser una guerra más larga de lo previsto.

(Fotografía de portada de Tim Nwachukwu/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.