Boston vuelve a ganar a los 76ers y roza el pase a la siguiente ronda


Los Celtics se han colocado a un solo triunfo de la siguiente ronda tras imponerse a Philadelphia por 94-102 en el tercer encuentro de la serie. Aunque de forma mucho más apretada que en el Game 2, los de Stevens lograron su tercera victoria en tres partidos, acariciando un sweep que les reafirmaría como candidatos a todo en el Este y que podría ser el colofón a la mala temporada de los 76ers.

Cara y cruz para Embiid

No puede decirse sin embargo que los de Brett Brown que no plantaran cara. Joel Embiid, que terminó con 30 puntos y 13 rebotes, volvió a ser el hombre más dominante del encuentro pese a la buena defensa de los de Massachusetts, y esta vez contó además con algo más de apoyo. Shake Milton y Josh Richardson lograron sumar 17 tantos cada uno pese a sus pobres porcentajes (33,3% y 29,4%), lo que, sumado a los bajos guarismos en los que se movió el choque, ayudó al pívot a mantener a los suyos en el encuentro e incluso a tomar la delantera a falta de pocos minutos. Parecía que los 76ers tenían ante sí la opción de volver a la eliminatoria, pero dos errores consecutivos del camerunés sepultaron sus opciones.

Primero en un mal pase y luego en un intento de penetración, Joel perdió dos balones consecutivos con menos de dos minutos por jugarse que los Celtics castigaron con rápidas transiciones. Philadelphia pareció hundirse tras estas acciones, y de hecho el choque terminó con un parcial de 0-10 que permitió a los de Stevens cerrar con cierta comodidad.

Embiid se mostró muy autocrítico en sus declaraciones posteriores: “Creía que había mejorado a la hora de soltar el balón cuando recibía el dos contra uno y ha pasado lo que ha pasado. He cometido un error muy grave y he perdido el balón. Ha sido mi culpa”.

No obstante, parece absurdo culparle de la derrota teniendo en cuenta la cantidad de problemas de los 76ers. Pese a que terminó con 15 puntos y 15 rebotes, Tobias Harris volvió a firmar otro mal partido en el tiro (6/19), al Horford, con 6 tantos, volvió a estar ausente en ataque, y el banquillo por su parte solo aportó 9 puntos (todos de Burks). El cúmulo de desastres fue lo suficientemente grande como para que la victoria se antojase imposible, y, con todo, esta estuvo muy cerca de caer del lado de Philly.

Walker se siente líder

En los Celtics, Kemba Walker fue el mejor de los suyos con 24 puntos y 8 rebotes. Los problemas de faltas de Jayson Tatum le permitieron adquirir algo más de protagonismo, y el base lo aprovechó para firmar su mejor anotación en la burbuja. El ex de los Hornets fue incluso autor de la canasta que selló el triunfo tras un crossover sobre Horfod, y pudo hacer ver que sus problemas de rodilla parecen cada vez más cosa del pasado.

Walker estuvo secundado por Jaylen Brown, que anotó 21 tantos en los más de 41 minutos que estuvo sobre la pista, mientras que Tatum y Marcus Smart le siguieron con 15 y 14 respectivamente. Sin grandes alardes, Boston volvió a demostrar que es un equipo tremendamente sólido, y su serie de Semifinales de Conferencia ante los Raptors, el otro equipo que ha logrado ir 3-0, va tomando forma.

(Fotografía de portada: Pool/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.