China, el lugar donde Stephon Marbury recuperó la sonrisa


Han pasado ocho años desde que Stephon Marbury pisara una cancha de la NBA. Por aquel entonces lo hizo con los Celtics, con los que disputó 23 partidos tras su turbulenta salida de los Knicks, el equipo que más le marcó durante su carrera.

En 2010 decidió darle un giro de 180º a su vida, y aceptó la oferta de trabajo que le llegó desde China, una liga del todo menor y que suponía casi una carta de retiro adelantado. Todo el mundo pensaba que, o volvería a la NBA, o acabaría retirándose al poco de llegar y ver que allí había un mix de poca competitividad y de tener permiso casi para hacer lo que quisiera.

Finalmente ninguna de las dos opciones fue la que acabó sucediendo, y Marbury, a sus 40 años, ha prolongado su estancia en el país asiático durante más de ocho temporadas, en las que se ha convertido en un auténtico ídolo e incluso ha decidido prolongar su retirada un año más.

Otra vida en China

Hace un par de años, Marbury contó en una entrevista que durante su etapa NBA había llegado a pensar en el suicidio tras ser apartado de los Knicks, señalando incluso que “cuando empezaron los líos con los Knicks, mi padre murió y la marca [Starbury] iba perdiendo vida poco a poco. Estaba atrapado en mis pensamientos. Atrapado en cómo me sentía y en cómo sentía que me trataban. Estaba atrapado con decisiones que cometí”.

Afortunadamente, toda esa situación se ha convertido en pasado y ahora, tras haber llevado a los Beijing Ducks a tres campeonatos de la liga china e incluso ser la cara de unos sellos de correos, vive una época dorada en su vida profesional y personal.

“En mi etapa NBA estaba deprimido. Estaba en un mal estado”, comentó Marbury en unas palabras para Newsday. “Fue un momento realmente difícil, pero creo que es algo que tuve que pasar para poder llegar a donde estoy hoy”.

“Nunca podría imaginar que mi vida sería así. Es increíble, pero es la historia que viví”, añadió Marbury. “Recuerdo cuando volé a China por primera vez y pensé: ‘¿Por qué estoy volando al otro lado del mundo para jugar al baloncesto?’. Pero cuando aterricé y bajé del avión, había 4.000 personas en el aeropuerto para darme la bienvenida. Se volvieron locos conmigo”.

Aunque Marbury no ha abandonado el complicado carácter que siempre le ha caracterizado, también es cierto que ha edulcorado sus acciones y se ha convertido en un referente para los jóvenes del equipo y también de su liga.

Entre otras anécdotas/logros que ha visto crearse sobre su figura, se puede decir que Marbury tiene un musical sobre su vida titulado ‘I Am Marbury’, un documental y una película en la que también estarán Baron Davis y Allen Iverson, y que se espera que se estrene durante el próximo año.


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.