Damian Lillard: “No hemos demostrado estar a la altura de los mejores”


No suele ser Damian Lillard un hombre con tendencia al pesimismo o la frustración pero sabe cuándo es necesario dar un toque de atención a los suyos. Esta pasada jornada, los Blazers fueron superados de manera contundente por los Utah Jazz tras un tercer cuarto para olvidar.

Una derrota aislada no excesivamente propicia para levantar ampollas al haberse dado ante el mejor récord de la NBA. De no ser porque el contexto en el que se ha producido no concuerda con las expectativas de la franquicia: los de Oregon presentan un récord de 1-8 contra los cinco mejores equipos de la Conferencia Oeste. Es decir, los Blazers han demostrado ser un equipo sólido pero insuficiente para competir por cotas más altas en su conferencia.

“Cuando jugamos contra equipos de alto nivel no jugamos bien”, afirmó el All-Star. “Nos vapulean. En Phoenix, nos ganaron. Esta noche, nos vapulearon. En Denver, derrotados. Ante Milwaukee en casa, lo mismo. Contra Clippers, superados. No es una muestra pequeña. Es una realidad.”

El panorama a corto plazo invita a realizar una reflexión importante. A los Blazers les restan 21 partidos de regular season y deberán afrontar el tercer calendario más complicado de toda la liga, según el portal Tankathon. Y eso incluye encuentros ante Nuggets, Clippers, Nets, Suns o los propios Jazz. De hecho, solo ocho de las 30 victorias conseguidas han sido contra equipos que a día de hoy presentan récord positivo: 76ers y Mavericks en dos ocasiones, Lakers, Hawks, Hornets y Heat.

“Tenemos que mirarnos en el espejo”, continuó Lillard. “Tenemos que mirar los partidos que hemos ganado y mirar los partidos en los que hemos tenido problemas. Los partidos en los que hemos tenido problemas han sido contra equipos de alto nivel. No creo que sea difícil de ver. El primer paso es reconocer ese hecho y tomarnos esto en serio. Tener orgullo. Ese es el comienzo.”

De estos 21 encuentros hasta la conclusión de regular season, 15 tendrán como rival a equipos con un 50% o más de triunfos. Plantilla y cuerpo técnico habían incluido entre sus principales objetivos durante el campo de entrenamiento el ejercer una defensa más productiva y eficiente, pero aquellas promesas han caído en saco roto. Actualmente registran la segunda peor defensa de toda la NBA, un honor intolerable para un equipo que aspirar a dar guerra en playoffs.

“Cuando jugamos contra los mejores equipos es cuando tenemos que ser más consistente y mantener un gran nivel de concentración”, puntualizó el base. “Físicamente y mentalmente tenemos que estar presentes, listos para jugar. Estos equipos de alto nivel son precisamente los equipos a cuya altura queremos estar. Y cuando hemos jugado contra ellos no hemos podido demostrar que estamos a su nivel. Somos capaces de hacerlo. Todos vosotros sabéis que soy el tipo más optimista y con mayor confianza. Pero llega un momento en el que las cosas hay que hacerlas y demostrar que estamos a ese nivel.”

(Fotografía de portada de Steph Chambers/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.