D’Angelo Russell y Jared Dudley desarticulan a LeBron y a los Lakers

La pareja de Brooklyn lidera un encuentro donde los locales consiguieron su sexta victoria seguida, la mejor racha activa de toda la NBA

Lo dijimos y lo volvemos a repetir: estos divierten, se divierten, compiten y son una amenaza para cualquier equipo que se les cruce. ¿Playoffs? No lo descarten en absoluto, más cómo está el Este. Ahora mismo, Brooklyn camina décimo de la conferencia a 1,5 partidos del octavo puesto. Su balance es todavía negativo, 14-18, pero es que venían de una peor 8-18.

Seis triunfos seguidos de los Nets tienen la culpa de que vuelvan a estar ahí. El último, anoche, sobre los (115-110). Los angelinos fueron casi siempre a remolque, a remolque de un D’Angelo Russell que se cobró su debida venganza ante su antiguo plantel, y a remolque en general de unos Nets que saben bien lo que quieren y la manera en que tienen que jugar.

Russell y Dudley, determinantes

El primero, porque firmó 22 puntos y 13 asistencias, igualando su récord personal de pases a canasta como profesional. Russell estuvo encendido por momentos y esta vez sí, como si quisiera alzar la voz ante sus críticos, un buen trabajo estadístico en una noche especial vino acompañado de un triunfo. Russell cerró la velada con un triple que dejaba en la lona a los Lakers a falta de pocos segundos (113-107).

El otro protagonista de la noche,  por lo inesperado de todo, fue . Pocos creían que el jugador, traspasado el 20 de julio pasado de los Suns a los Nets, en una maniobra en la que Phoenix se quitaba de encima sus 9,53 millones de dólares para este curso, iba a jugar ese papel clave en Brooklyn. Pero Dudley se ha asentado como un buen y extraño elemento en la rotación de Kenny Atkinson. Y recado en las redes sociales a quien dudara de él. “Es probablemente el momento en el que recibo un montón de tweets como ‘, todavía en la NBA’. Sí, estoy aquí y voy a estarlo al menos por un par de años más. Sexta (victoria) seguida. Ya os dije que veo algo especial en este equipo”.

Ayer, paso adelante absoluto. Cuando alguien tiene confianza, es lo que sucede, que las cosas fluyen. Dudley acabó con 13 puntos, 5 rebotes, 2 asistencias y 1 robo en 24 minutos. A simple vista, nada del otro mundo, ¿verdad? La cosa cambia cuando vimos que 11 de esos 13 tantos llegaron en el decisivo último cuarto, al que entraron por delante los locales (90-83) y en el que cada tanto era oxígeno frente a unos Lakers que no daban su brazo a torcer.

Estéril trabajo de LeBron, Kuzma y Ball

El trío fue lo mejor de los Lakers. Ellos tres tiraron de los californianos y fueron los responsables de que los chicos de Luke Walton tuvieran opciones reales hasta el último minuto. hizo 36 puntos, quinta mejor anotación de la temporada, mientras que un valiente en el tiro Lonzo Ball se fue hasta los 23 tantos, con 9/16 en lanzamientos de campo y arrojo para mirar al aro en los momentos complicados, incluso aunque hubiera fallado previamente. Esa determinación permitió a los visitantes estar vivos hasta casi la última jugada, hasta que Russell dijo que ya era suficiente con el citado triple para el 113-107. Kuzma, 22 puntos y 11 rebotes, dejó alguna brillante acción.

Los Lakers suman su segunda derrota seguida y acumulan un balance reciente de 2-3 en los últimos cinco partidos. Su gira por el Este, iniciada en Charlotte, solo se ha saldado con el triunfo ante los Hornets y posteriores derrotas frente a los Wizards y la de anoche. Los angelinos son cuartos del Oeste con 18-13, pero solo 2,0 triunfos por encima del noveno puesto, por encima de los Mavericks. De Brooklyn, lo dicho, seis éxitos en fila, algo que no experimentaban desde abril de 2015 y ahora mismo la mejor racha activa de toda la NBA tras la derrota de los Pacers ante Cleveland. No tiene mala pinta Brooklyn, no.

(Fotografía de portada: Sarah Stier/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

Un palmeo sobre la bocina de Larry Nance Jr. corta la racha de Indiana

¿Y cuando vuelva Isaiah, qué?

Siguiente