Danny Green recibe amenazas de muerte por el triple fallado en el Game 5


El escolta de Los Angeles Lakers, Danny Green, ha reconocido que tanto él como su prometida han recibido amenazas de muerte en las redes sociales después del triple fallado al final del quinto partido de las Finales de la NBA. Un lanzamiento que podría haber sellado el campeonato para la franquicia angelina. Sin embargo, el triunfo terminó en manos de Miami.

Green, de 33 años, también admitió que el acoso en las redes ha sido parte de su día a día desde que firmara un acuerdo por dos temporadas y 30 millones el verano de 2019. Una indeseable experiencia que, al menos, ha sabido gestionar de forma eficaz.

“Han cuestionado todo lo que he hecho durante todo el año y durante la mayor parte de la burbuja en redes sociales. No es nada nuevo para mí, así que realmente no he querido darle importancia”, ha admitido el jugador en una información recogida por ESPN. “No me ha desconcertado. Ni me ha importado. Simplemente trato de ignorarlo. Las opiniones de esas personas no me importan. Las únicas opiniones que son relevantes e importantes para mí proceden de este vestuario. Que confíen y crean en mí es todo lo que me importa. Todo lo demás es ruido de fondo”.

Con los Lakers perdiendo por un punto, Green erró un triple completamente liberado tras un pase de LeBron James a siete segundos para el final. Markieff Morris ganó el rebote ofensivo pero su balón interior a Anthony Davis acabó traspasando la línea de fondo.

“Tuve más tiempo del que pensé que tenía. Debería haber tomado más tiempo. Probablemente me apresuré un poco”, admitió el veterano. “Pero hicimos bien la jugada. Tuvimos una segunda oportunidad. Y si pudiera repetir ese momento te aseguro que daría cualquier cosa por volver a tener ese tiro.”

Después de la gran primera oleada de críticas, muchos jugadores salieron en defensa de Green. El propio James quiso quitar hierro al asunto y aseguró que se la pasaría nuevamente a su compañero de darse la situación. “Desde que era niño siempre he jugado igual y he tenido éxito. No permitiré que una jugada determinada cambie mi perspectiva del juego o el cómo juego. Si simplemente observas la jugada verás como arrastro dos jugador y encuentro a uno de nuestros tiradores para ejecutar un triple que nos diese el campeonato. Confié en él. Desearía que él volviese a tener esa oportunidad. Desearía dar un mejor pase. Vives con eso”. Precisamente, unos días atrás hablaba el cuatro veces MVP de la temporada de lo exigente que podía llegar a ser la afición de los Lakers.

Sea como fuera, el baloncesto es un deporte más. La tensión y la pasión en determinados momentos pueden jugar una mala pasada a todos, tanto jugadores, como entrenadores y aficionados. Pero hay barreras que nunca se deberían sobrepasar.

(Fotografía de portada de Sam Greenwood/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.