Dennis Schroder, 41 puntos para la campanada de la noche en Utah

Antes de la racha de once victorias seguidas de los en entre la segunda quincena de enero y la primera de febrero, antes de esas semanas que devolvieron a Utah a la vida y que son en parte responsables de que los de Salt Lake City estén ahora octavos del Oeste, Atlanta vencía un 22 de enero a los por 104-90. Anoche, los volvieron a ser uno de los privilegiados que en estos dos meses ha conseguido doblegar a los hombres de Quin Snyder. Desde que perdieron en Georgia, los Jazz sumaban 21-2 de balance y solo habían cedido contra los Blazers y los Rockets.

Anoche, sin embargo, Atlanta volvió a amargarle la jornada a Utah (94-99). Y concretamente , que tuvo una de esas veladas inolvidables. El alemán se fue hasta los 41 puntos, mejor marca anotadora para él en toda su trayectoria en la NBA y que supera los 34 tantos obtenidos el 12 de enero frente a los Nets. , 16/28 en tiros de campo, recogió 5 rebotes, repartió 7 asistencias y solamente perdió 2 balones. Fue una actuación portentosa, engrandecida con 17 puntos en el último cuarto, donde los Hawks entraron con desventaja (67-63) pero donde supieron colocar 36 puntos, casi la mitad de ellos responsabilidad de Schroder, para voltear la situación. Según StatMuse, es el primer jugador desde que en 2009 lo hiciera Joe Johnson en firmar tantos puntos con la camiseta de los Hawks.

Sequía final de los Jazz

Con dos minutos y medio por jugarse, se detuvo la aportación de Utah en cuanto a canastas de campo se refiere. Fue Rudy Gobert, 15 puntos y 16 rebotes, el último en anotar en juego. Su canasta suponía el 88-89. Luego, únicamente los tiros libres de , quien volvió a ser objeto de una falta flagrante, y de aportaron para los locales. El novato colocó el 94-95 desde la línea de personal, pero Taurean Prince, quien está sabiendo brillar en esta recta final de temporada, dio la réplica. No fue, a diferencia de otras veces, un gran encuentro anotador de Prince (11 puntos), pero de nuevo volvió a ser decisivo, como contra los Suns, en los últimos segundos. Cuatro tiros libres suyos, para un perfecto 5/5, tumbaron del todo a los Jazz y colocaron el 94-99 final.

Desliz, pero sin dramas

La derrota duele en los Jazz, más por producirse contra uno de los peores planteles de la liga, y que venía de un 0-6 ,pero parece que el Oeste se ha concedido un respiro. Utah es octavo de la conferencia con 40-31 y dos triunfos de ventaja sobre los Nuggets, novenos, y dos y medio sobre los Clippers, décimos y derrotados anoche por cuarta vez seguida. En este caso, a manos de los Wolves, que le arrebatan precisamente la séptima plaza a Utah.

La familia Stockton, en el campo

John Stockton y familia estuvieron en Utah para asistir al encuentro, pero no pudieron ver debutar a su hijo David Stockton con la camiseta de los Jazz. El también base, quien jugó tres partidos con los Kings en 2015, ha firmado un contrato de 10 días.