Denver Nuggets acaban con Minnesota y se acercan a la gloria


Porque gloria suya sería que los Nuggets estuvieran en los playoffs. Y a tiempo se encuentran, tras ganar anoche a los Timberwolves en un duelo directo por clasificarse para las eliminatorias por el anillo. Denver tumbó a Minnesota (100-96) con un implacable Nikola Jokic, aunque el balcánico no fue el único de los de Colorado en brillar. Apunten, porque ahora mismo los Nuggets están empatados con los Wolves, 44-35 y la octava plaza del Oeste más ardiente que nunca.

Jokic, decíamos. Acabó con 16 puntos, 14 rebotes y 9 asistencias, bordeando otro triple-doble y con una aportación esencial para el futuro a medio plazo de los Nuggets. Ese porvenir, que no habla más que de a una semana vista, recoge todavía tres encuentros de Temporada Regular: Clippers, Blazers y la traca final contra Minnesota. Anoche, golpe de moral para los locales, lanzados con cuatro victorias seguidas y, lo que es el Oeste, a solamente 0,5 partidos del séptimo puesto, en manos de los Pelicans, y a 1 encuentro del sexto y del quinto, en posesión de los Thunder y los Spurs. No, la locura de esta Conferencia no va a cesar y solo terminará, al menos en la Temporada Regular, con el fin de la misma.

Denver Nuggets, cuatro seguidas

Lo más meritorio de este plantel es que se ha levantado cuando parecía todo perdido y ha cosechado un 4-0 de inmenso valor. Y no lo ha hecho contra planteles sin aspiraciones, sino todo lo contrario. Prórroga frente a OKC y Bucks, éxito contra Indiana y ahora esto, rivales directos los Timberwolves que parecen en la lona.

Además de Jokic, Jamal Murray, 22 puntos, y Devin Harris, 20 tantos como suplente, aportaron muchísimo a los intereses de la escuadra dirigida por Michael Malone. Denver hizo mucho camino en tercer cuarto, merced a un parcial de 28-18 que le dio la iniciativa antes de comenzar el cuarto decisivo.

Ahí los Wolves, todavía sin Jimmy Butler, llegaron a ponerse arriba a poco menos de tres minutos merced a un triple de Nemanja Bjelica (90-93). Fue entonces el momento en el que los Nuggets firmaron un 10-3 final para aumentar la renta hacia la mencionada gloria. Denver supo tener temple desde el tiro libre, con acierto, y Jokic, a falta de cuatro segundos palmeó el falló de Barton y puso la locura total en el Pepsi Center.

Lo que le queda a Minnesota

Antes del último duelo marcado a fuego en el calendario, ese de miércoles 11 de abril contra Denver, los Wolves tienen hoy viernes otro duro hueso, con su visita al Staples Center para jugar ante unos Lakers que ya amargaron la semana a los Spurs. Luego, el lunes, reciben a Memphis antes de acoger a los Nuggets en un choque que puede marcar la temporada de uno y otro.


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.