Denver se impone a San Antonio en otra gran noche de Michael Porter Jr.


El despertar de Michael Porter Jr. es oficial. Si hace dos días el de los Nuggets firmaba el mejor partido de su carrera en la victoria de los de Colorado ante OKC, anoche dio continuidad a esa tendencia con otra actuación soberbia que valió un nuevo triunfo de los suyos. Esta vez llegó ante los Spurs, a quienes los de Malone tumbaron por 126-132 para seguir cogiendo rodaje y mantenerse en la pelea por la segunda plaza del Oeste.

Esta vez Porter se fue hasta los 30 puntos, 12 de los cuales llegaron en un último cuarto en el que fue una pieza clave. Además, si hace dos noches el rookie firmaba la mejor cifra de su carrera en cuanto a anotación, anoche alcanzó máximos históricos en el apartado reboteador, pues sumó un total de 15 capturas que suponen ahora récord de su corta pero prometedora carrera.

El alero encontró en Nikola Jokic a un gran aliado. El serbio, que terminó con 25 puntos y 11 asistencias en su casillero, se asoció a la perfección con él durante muchos tramos de partido, y habló en sus declaraciones posteriores de cómo la presencia de ambos en pista les beneficia mutuamente: “Sabes que va a anotar los tiros y que va a estar en su sitio, así que suelo buscarle cuando tengo el balón en las manos. El hecho de que el rival sepa que hay un jugador tan talentoso en la pista al que no pueden descuidar me ayuda mucho, ya que no pueden estar tan atentos para realizar ayudas defensivas” afirmó el pívot.

Con esta irrupción, Porter ha logrado que Denver olvide la plaga de bajas que les asola y que les ha impedido contar con hombres de la importancia de Jamal Murray, Gary Harris o Will Barton. En este sentido, fueron también fundamentales Monte Morris, que aportó 19 puntos ejerciendo de base titular, y Jerami Grant, que se fue hasta los 22 y fue el pilar de la segunda unidad.

Pequeño bache

Pese a que arrancaron la etapa en la burbuja con dos triunfos consecutivos, los Spurs parecen haberse visto frenados en sus últimos enfrentamientos. Tras la derrota ante Philadelphia, este es el segundo tropiezo seguido, lo cual si bien no supone una racha particularmente desastrosa sí complica las cosas en el actual contexto de la lucha por los playoffs. Los de Popovich perdieron la oportunidad de alcanzar a los Blazers, actualmente novenos del Oeste, y tendrán que continuar su persecución si quieren buscar el milagro que supondría volver a clasificarse para la postemporada.

Anoche estuvieron sostenidos por su segunda unidad, que anotó 70 puntos pese a estar constituida de, a efectos prácticos, cuatro integrantes (el quinto fue Quinndary Weatherspoon, que jugó nueve minutos y no anotó). El líder de la misma fue Rudy Gay con 24 tantos, seguido de Keldon Johnson con 20. Entre los titulares destacó Derrick White, que se fue hasta los 23, mientras que DeMar DeRozar terminó con 18.

(Fotografía de portada: Pool/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.