Doncic complica las cosas para los Celtics en el Este


Tener a su tripleta estelar en más de veinte puntos cada miembro no fue suficiente para que los Boston Celtics se llevaran el triunfo, y la clasificación directa a playoffs empieza a peligrar para una franquicia que, a principios de curso, estaba entre las candidatas (no favoritas, pero sí contenders de primera línea) a jugar las Finales de la NBA.

En frente los Dallas Mavericks de un sobresaliente Luka Doncic con 36 puntos, 11-15 en tiros y siete triples convertidos, uno de ellos (este de abajo) del todo espectacular. Jalen Brunson estuvo magnífico como combo guard desde el banquillo, con 21 puntos y 8 de 10 en tiros, mientras que Kristaps Porzingis se fue hasta los 19 y el mejor +/- en pista (+15).

El partido parecía romperse en le tercer cuarto cuando los de Rick Carlise lograban abrir una gran brecha de 23 puntos, sin embargo su rival apretó los dientes y se puso a menos de diez en los minutos finales del encuentro, pero sin lograr concretar la machada. Esta derrota (segunda consecutiva) deja a los Celtics octavos del Este, por detrás de Hawks y Knicks. Algo impensable a estas alturas del año.

¿Play-in?

¿De donde proviene esta gran inconsistencia en los de Brad Stevens? Ni el coach ni sus jugadores lo saben a ciencia cierta. “Sea lo que sea, tenemos que averiguarlo y dar con la respuesta”, ha dicho Jaylen Brown.

Es evidente que el puñetazo en la mesa que muchos esperaban en el cierre de mercado no sucedió. En lugar de eso perdieron a un jugador de rotación importante como es Daniel Theis y se deshicieron de un pre-jubilado Jeff Teague. Ningún jugador de impacto que eleve la candidatura al anillo de los de Massachusetts esta misma temporada ha llegado al TD Garden, salvo que queramos considerar como tal a Evan Fournier. Ahí sigue, no obstante, la trade exception más grande de la historia de la Liga todavía sin tocar.

Tener a los Houston Rockets –un huevo kinder donde hoy por hoy dan el regalo aún antes que el chocolate– como su próximo rival, debería suponer un alivio en forma de triunfo sencillo para retomar la buena senda.

Luka y su luna de miel con el triple

Era la gran y casi única pega que podía alegársele al esloveno en las primeras semanas del curso. Casi todo lo demás lo hacía nivel MVP. Pero los triples no se decidían a entrar. Algo que en febrero pareció cambiar y que en marzo se ha confirmado como un giro total de tendencia. Doncic no dejó de tirar triples por más que uno tras otro rebotasen contra el hierro, y de tanto insistir logró agotar la mala racha hasta dejarla seca. En febrero, con casi ocho triples intentados por encuentro, se fue por encima del 43% de acierto, y con marzo ya finito se ha estabilizado en casi un 41% en más de ¡10 intentos!

Abril, con este 7 de 11, no podía arrancar mejor, y con Porzingis progresando pasito a pasito y el traspaso de J.J. Redick para abrir aún más la pista como perla en el trade deadline, el tercio final de la RS no puede pintar más halagüeño.

(Fotografía de portada de Maddie Meyer/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.