El contrato con Adidas podría hacer que Rose siga en la NBA

Aunque por juego e impacto mediático parezca una aberración, uno de los mayores contratos de patrocinio que existen en la NBA actual sigue siendo el de con . El acuerdo 185 millones de dólares firmado entre ambas partes en febrero de 2012 es uno de los principales puntos a tener en cuenta ahora que Rose se encuentra planteándose su futuro.

Rose y Adidas firmaron hace casi seis años un contrato por el que el jugador sería la principal imagen de la marca deportiva en lo que a NBA y baloncesto en general se refiere. El base, en aquel momento ya con el honor de ser el jugador más joven de la historia de la Liga en ganar el MVP, optó por renovar con Adidas meses antes de que otras marcas como Nike pudiesen presentarle ofertas. El acuerdo se valoró por un mínimo de 185 millones de dólares según diversos medios de comunicación y podía crecer hasta los 260 millones dependiendo de los logros deportivos de Rose, incluyendo incentivos por ser máximo anotador de la temporada, titular en el All-Star, campeón NBA o MVP de las Finales.

Pero poco después de aquella negociación, una de las más importantes entre un jugador de la NBA y una marca, Rose se desgarró el ligamento cruzado en el primer partido de los playoffs de 2012. Aquello sirvió para que Adidas preparase una campaña publicitaria llamada ’#theReturn’ en la que se mostraba a Rose trabajando día a día para volver a su mejor nivel. Pero el tiempo pasaba y Rose no regresaba. Con el alta médica pero sin confianza, Rose hizo caso omiso a las esperanzas de los Bulls y optó por retrasar su vuelta unos meses. No volvió a jugar un partido hasta año y medio después de su primera grave lesión. Poco duró compitiendo ya que a los 11 partidos de nuevo sufrió otra grave lesión que le hicieron perderse la temporada completa y permanecer otros 11 meses de baja.

Rose nunca volvió a ser el mismo, pero honrando al contrato de 2012 Adidas siguió produciendo y fabricando sus zapatillas exclusivas, la línea DRose, la cual marcha por su octava edición. Las DRose ya no tienen la popularidad de antaño y sus ventas son menores, pero ellas son las que podrían hacer que el base siguiese ligado a la NBA.

Rose, con contrato de mínimo de veterano en Cleveland, no tiene grandes ataduras salariales con los Cavs ya que únicamente percibirá 2,1 millones de dólares este curso por parte de la franquicia de Ohio. Pero con Adidas la historia es diferente. La marca de las tres rayas le adeuda a Rose cerca de 84 millones de dólares durante las siete temporadas que aún restan de contrato y aunque la cantidad está “totalmente” asegurada por contrato según fuentes de Nick de Paula para ESPN, si el MVP de 2011 se retirará del baloncesto entonces Adidas se libraría de tal carga económica.

La decisión

Ahora queda por ver si Rose decide volver a Cleveland para luchar por un anillo con y mantener su contrato con Adidas o por el contrario opta por la retirada. En cualquier caso parece que Adidas no terminará pagando los 185 millones de dólares ya que Rose no tiene intención de seguir jugando siete temporadas más. El base ha antepuesto su salud presente y futura a su carrera deportiva en numerosas ocasiones y el pasado curso ya comentó con algunos compañeros de New York Knicks que solo pensaba disputar “tres o cuatro temporadas más” según información que maneja ESPN.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

LeBron, sobre la posible retirada de Rose: “Quiero que sea feliz”

Halagos para Horford: “Es uno de los jugadores más infravalorados de la NBA”

Siguiente