Empezar arrollando no le sienta bien a LeBron James

guió a los Cavaliers a derrotar a los Atlanta Hawks y colocó la quinta victoria consecutiva en el casillero de los de Cleveland. Sin embargo, y con los datos en la mano, esto no supone ninguna garantía para la estrella de Akron, más bien al contrario; las otras tres veces que comenzó los Playoffs con al menos un 5-0 a su favor se quedó sin anillo. A continuación haré un pequeño repaso de cómo fueron esos comienzos arrolladores y cómo se truncaron antes de lograr el ansiado título.

Año 2007, racha inicial de 6-0

Los primeros Playoffs a los que hay que remontarse son los de 2007. Los se clasificaban como segundos de la Conferencia Este y se medían en primera ronda a los Washington Wizards. Las lesiones de Gilbert Arenas y Caron Butler allanaban el camino de los de Ohio que lograban por primera vez en su historia barrer en una eliminatoria de postemporada.

En la siguiente ronda se cruzaron con los New Jersey Nets, a los que vencieron en los dos primeros encuentros de la serie, consiguiendo así un inicio de 6-0. Pasaron esta eliminatoria (4-2) y eliminaron a los Pistons en final de conferencia (de nuevo 4-2). Sin embargo, el despertar del sueño del anillo fue abrupto. Los de Gregg Popovich le demostraron al joven James la dura realidad de las finales de la NBA y le endosaron un 4-0 inapelable en la serie por el título.

Año 2009, racha inicial de 8-0

Dos años más tarde y aun en Cleveland, King James empezó los Playoffs como un tiro. En primera ronda guió a los suyos a barrer a los Pistons con verdaderas exhibiciones como el primer partido en el que anotó 38 puntos o el cuarto en el que se fue a los 36. Pocos problemas tuvieron los de Ohio en la siguiente serie, donde los Hawks corrieron la misma suerte que los de Detroit.

Parecían lanzados a por el anillo con el MVP a un nivel descomunal pero, por el otro lado del cuadro de su misma conferencia, avanzaban en silencio los Orlando del colosal —por entonces— Dwight Howard, que se deshicieron de los Celtics en el séptimo partido. A las primeras de cambio se llevaron la victoria del pabellón de los Cavs, y acabaron por dar la sorpresa venciendo a los teóricos favoritos en seis encuentros. En el último partido de esa ronda, Howard aplastó a los de Cleveland con 40 puntos y 14 rebotes.

Año 2014, racha inicial de 6-0

En 2014 James ya se había llevado su talento a la soleada Miami. Los venían de ganar dos anillos consecutivos y llegaba a los Playoffs con el three-peat en mente. Comenzaron metiendo miedo pese a no ser el mejor clasificado de la Conferencia Este —Indiana lo fue—, y barrieron a los Bobcats de Charlotte.

En semifinales de conferencia se medirían a los Brooklyn Nets de Paul Pierce, Kevin Garnett y Deron Williams. Lograron un 2-0 inicial que se tradujo en un 4-1. En la final de conferencia dieron buena cuenta (4-2) de los Pacers de Paul George y Roy Hibbert, pero los Spurs se cruzaron de nuevo en el camino de James y le endosaron un contundente 4-1.

Más victorias que Jordan en Playoffs

Este año, el equipo de Cleveland acumula cinco victorias y cero derrotas, y es una buena ocasión para romper el maleficio que parece pesar sobre el ’23’ cuando comienza arrasando en la postemporada.

Además de dar pie a esta estadística, la victoria de ayer de los Cavs permite que James supere a en número de victorias en Playoffs. El alero de Akron suma 120 victorias por 119 del mítico jugador de los Bulls. Aun se encuentra lejos, sin embargo, del récord total de victorias totales en las rondas decisivas, que posee Derek Fisher con 161, amenazado por el gran Tim Duncan.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

Vuelven las ilustraciones para la segunda ronda de Playoffs

Un decisivo Dwyane Wade golpea primero en Toronto

Siguiente