Exhibición de Booker: 43 puntos y victoria en Minnesota


Devin Booker es un All-Star. Ya entre de titular, reserva o por la lesión de un compañero (ha sido el caso con Anthony Davis), Booker es simplemente eso, un All-Star.

Anoche, en Minnesota, logró la que es hasta ahora su mejor actuación anotadora de la campaña al marcharse hasta los 43 puntos, cifra a la que sumó cinco rebotes y cinco asistencias jugando un total de 34 minutos. Su baloncesto sigue creciendo y su nivel en el actual curso también. En diciembre promedió 20,2 puntos, en enero fueron 24,3; ahora, a una semana del partido de las estrellas, se despide de febrero con 26,9 puntos por noche.

Más allá de los números está el cuándo se produjeron. En un encuentro que estaba siendo igualado, Booker puso 21 de sus 43 puntos en el tercer cuarto, momento en el que Phoenix empezó a despegarse en el marcador para pasar de ganar de dos puntos (74-76) a hacerlo por 20 gracias a un parcial de 21-3 (77-97). Quedaba gran parte del último cuarto, pero el partido estaba acabado.

“Es un jugador ofensivo realmente completo. La forma en que logró anotar no es algo que yo dé por sentado, y nadie debería. Es un regalo para nosotros, y ciertamente estamos agradecidos por ello”, comenta el head coach de los Suns, Monty Williams.

Booker jugó genial, pero es que el acompañamiento además es de excelso nivel. Chris Paul logró un doble-doble con 11 puntos y 15 asistencias. DeAndre Ayton lo replicó haciéndose fuerte bajo los aros para concluir con 22 puntos y 10 rebotes. Los de Arizona han ganando 11 de sus últimos 13 partidos y son cuartos de la Conferencia Oeste con 22-11, a solo medio partido de Los Angeles Clippers, que cayeron ante Milwaukee.

Minnesota, hundido

El cambio de entrenador en Minneapolis por ahora no está teniendo efecto alguno, si bien sabemos que se trata de un plan a largo plazo (otro más). Con Chris Finch en el banquillo los Timberwolves han recibido 518 puntos en cuatro partidos (129,5 por noche) para ampliar su racha de derrotas a ocho consecutivas. En febrero han hecho un 2-14. Son el peor equipo de la NBA con diferencia al tener un récord global de 7-28.

Por ahora hay poco a lo que agarrarse en Minnesota. Contra Phoenix compitieron durante dos cuartos y medio. Karl-Anthony Towns se marchó hasta los 21 puntos y 10 rebotes y el número 1 del último draft, Anthony Edwards, alcanzó los 24 puntos. Ricky Rubio, que se enfrentaba a los Suns por primera vez desde su traspaso, se quedó en 6 puntos, 6 asistencias y 3 robos en 25 minutos.

(Fotografía de Christian Petersen/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.