Fenomenal Rodney Hood en su debut con los Blazers

El de Portland es el 10º banquillo menos anotador de la liga (35 ppp)

Lo coherente, así como lo asiduo, sería hablar de Zipi y Zape, o sea, de Damian Lillard y C.J. McCollum; pero hoy los focos merecen ser apuntados hacia el chico nuevo.

Porque los dos primeros anotaron 24 y 30 puntos respectivamente, siendo vitales en la victoria sobre San Antonio por 127-118, donde también destacó entre los titulares Jusuf Nurkic con 22 tantos, 6 asistencias y 2 tapones.

Pero como decimos, hoy la nota para el recién llegado. haciendo, desde el primer día, cosas de . Esto es, salir desde el banquillo, anotar y anotar. Pues a esto se dedica el alero y esto es lo que mejor se le da. Lo demostró en Utah y lo ha vuelto a evidenciar, aunque a rachas, en sus 45 encuentros de la presente campaña en Cleveland.

Irregular (en todos los aspectos)

Hood se equivocó en su momento haciéndole la cama a Utah y mirando más por sus números que por el bien global. Entraba en su último año de contrato y el boxscore debía engordar. Precisamente por esto, por su falta de compromiso (defensivo), su inconsistencia (en ataque) y su físico (propenso a lesionarse) nunca llegó la oferta de extensión en Salt Lake City.

Tras comenzar con el pie izquierdo en Cleveland la franquicia hizo borrón y cuenta nueva, pero el acuerdo de continuidad se limitó a la oferta cualificada por 3,4 millones de dólares. Y el 3 de febrero era traspasado a los Blazers, donde ha visto recuperada la oportunidad de aportar en un equipo grande y con opciones.

Inmejorable arranque. Terry Stotts le dio 25 minutos, y el alero respondió con 14 tantos, 3 rebotes, 1 asistencia y ninguna pérdida, con una serie de 6/7 en el lanzamiento incluyendo 2/3 en triples. A ver si dura.

(Fotografía de portada de Adam Glanzman/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra lista de correo y consigue acceso a contenido adicional sobre la NBA además de apoyar nuestra labor de forma directa.

Aquí te contamos más. ¡Únete!