Golden State insiste: no habrá ‘tanking’

El propietario de la franquicia californiana asegura que es algo que va contra la cultura del equipo

Pasado el All-Star podemos decir que la NBA se va dividiendo en tres grupos de equipos. El primero incluye a esos que empiezan a regular esfuerzos para llegar fuertes a playoffs. En el segundo nos encontramos a quienes necesitan apretar para asegurar o apurar sus opciones de estar en la pretemporada. Y en el tercero aparecen los que, con el curso perdido, se dejan llevar con mayor o menor intención –tanking–. Pues bien, desde Golden State insisten en que no forman parte de esta tercera clase.

Pese a tener en estos momentos el peor balance de la NBA con un 12-43, el cual les da muchas opciones de conseguir la primera selección para el draft el mes de junio, los quieren seguir trabajando sin pensar en ello, y mucho menos en perder partidos a propósito. Según el propietario del equipo, , no tomarán ese camino e incluso anuncia que volverá a jugar esta temporada.

“Steph volverá. Eso ni siquiera se discute en el seno del equipo. Si está listo para jugar, debería jugar. Por cierto, intentaremos ganar todos los partidos. No estamos en esa línea de ‘vamos a perder todos los partidos para poder conseguir el mejor pick. Si haces eso te estás metiendo con los dioses del baloncesto. No creemos en eso”, señala en declaraciones a USA Today.

La realidad es que Golden State no necesita hacer tanking. Por un lado se puede decir que están en una temporada de transición tras la cual volverán a tener equipo para pelear por todo, y es que en unos meses estarán Stephen Curry, Klay Thompson, Draymond Green y el recién llegado Andrew Wiggins –no suena nada mal–. Y por otro, el hecho de que los porcentajes para conseguir el número 1 del draft cambiaron tanto con la reforma que dejase perder tiene menos sentido. Lo explicamos.

En estos momentos los Warriors están a cinco partidos de distancia de Minnesota Timberwolves y New York Knicks (4º y 5º peor récord de la competición en estos momentos); es decir, ni con la vuelta de Curry –que no será en los próximos días– está fácil que les den alcance. Eso les dejaría casi con total seguridad con uno de los tres peores balances de la liga, y todos ellos tendrán un 14% de opciones de conseguir el número 1; incluso si caen al quinto lugar, seguirían teniendo un 10,5% de probabilidades.

(Fotografía de Ezra Shaw/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a nuestros artículos especiales y el podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

Chris Bosh, “decepcionado” por no ser finalista al Hall of Fame