Gran triunfo de los Kings ante Denver

¡Estos sí son los que esperábamos ver al comienzo de la temporada!

Un arranque de campaña timorato hacía aguardar lo peor (súbitamente el spot de playoffs por el que se les presuponía que morderían, quedaba libre)…y ahora, tras haber cogido rebufo y cierto viento de cola… no queda otra que volver a concederles el beneficio de la duda.

En Sacramento han reaccionado bien y recuperado la compostura tras apagar, medio sonámbulos, unas cinco alarmas y salir de casa con el pelo húmedo, la camisa por fuera y sin desayunar.

El Barnes ‘que necesitaban’

Con las preciosas Nike City Edition en un rojiblanco difícil de asociar a los colores morado y crema típicos de los Kings, llegó una victoria trabajada como la de anoche ante un rival de alto copete como los Denver (97-100)… y en una semana de elevadísima exigencia y derrotas ajustadas ante Celtics y 76ers.

Victoria de las que aplacan a la afición, reafirman momentáneamente a Luke Walton y eliminan toda condición de comparsa en el seno de un equipo que, desde el principio, estaba configurado para competir.

Aún sin De’Aaron Fox, su estrella principal y jugador franquicia con permiso de Buddy Hield, ni Marvin Bagley III, su relevo del futuro, fue el sobrepagado quien estuvo a la altura de su contrato anoche; , con 30 puntos, 10 de 19 en tiros y seis tantos en una prórroga que lograron forzar tras una gran remontada y una primera mitad que cerraron 17 puntos abajo, fue el líder necesario que muchas veces echan en falta.

“Es mi rol principal, ayudar cuando me necesitan”, decía el alero tras gran actuación. “Algunas noches me toca anotar. Otras rebotear y otras defender”.

“Hoy ha vuelto a demostrar lo importante que es en ambos lados de la cancha”, le brindó en apoyo Luke Walton.

Por los Nuggets, segundos del Oeste a pesar del tropiezo, no funcionó Nikola Jokic al sublime nivel que nos (mal)acostumbra. El pívot se quedó en 7 puntos, 10 rebotes y 6 asistencias con un 3 de 11 en lanzamientos, e incurriendo en cuatro pérdidas de pelota. Gary Harris, con 25 tantos, fue el máximo anotador de los de Colorado en una noche poco fina de cara al hierro, con el global del equipo terminando con un 41,4% en tiros de campo.

Que viene(n) el coco los cocos

, jugador de perfil bajo pero currante de los innatos, firmó su sexto doble-doble del curso, y lo más importante: puso el tapón sobre la bocina a Jamal Murray, asegurando la prórroga donde sus compañeros pondrían la puntilla y certificarían un triunfo con el se asientan en la novena plaza, 8-10, con exactamente el mismo balance que los Phoenix Suns.

Eso sí… lo que asoma detrás de verdadero miedo. Blazers, Spurs, Thunder, Pelicans… y en la cueva del oso todos parecen estar despertando exactamente a la vez de su breve hibernación.

(Fotografía de portada de Streeter Lecka/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.