Harden: duodécimo partido del curso alcanzando lo 40 puntos y victoria en Phoenix

La Barba se mantiene en un increíble promedio de 38,5 puntos por partido

sigue volando por encima del resto. La estrella de Houston realizó una nueva exhibición frente a Phoenix con 47 puntos en 34 minutos para que los de Texas vencieran por 125-139. Con este triunfo, Houston acumula diez en los últimos trece partidos.

La actuación de Harden supuso la duodécima ocasión de la temporada en la que alcanza al menos los 40 puntos. El ritmo anotador que lleva La Barba es impresionante. Con 29 encuentros disputados hasta ahora, el escolta ha logrado situarse o superar la barrera de los 40 puntos en un 41,3% de las ocasiones. Este dato supone duplicar el firmado a estas alturas el curso pasado, cuando llevaba seis partidos en esa dinámica.

El jugador franquicia de los de Texas está jugando a un nivel estratosférico, pero la mejor noticia no es esa, sino que su entendimiento con es casi pleno. El base comentaba recientemente que aún no están al cien por cien, pero visto lo de anoche los rivales deben estar deseando que se complete el porcentaje. El ex jugador de OKC sumó 30 puntos y 10 asistencias; y lo que es mejor, sus acciones fluyeron con naturalidad mientras su compañero se iba hasta 47 puntos.

Si hay alguien contento con el entendimiento de ambos ese es Mike D’Antoni. El entrenador de Houston destaca que uno pueda lanzar los contraataques mientras que otro dirija acciones más estáticas. “Russell es de vamos, vamos, vamos… Mientras que si estamos a media pista quizás sea el momento de James. No ´se si los 30 puntos es un lugar de referencia para Russell, pero está jugando muy bien y haciendo muchas cosas. Y por supuesto James también ha estado jugando realmente bien”.

Ovación en Arizona

James Harden, quien con los 47 puntos de ayer se situó en un total de 1.124, máxima anotación de la historia en 29 partidos solo por detrás de los 1.134 de Rick Barry en la campaña 1966-67, vivió un momento especial al finalizar el choque recibiendo una gran ovación por parte de los aficionados que se congregaron en el Talking Stick Resort Arena. No fue una sorpresa, ya que guardan un grato recuerdo de la que fuera estrella de Arizona State. “Esta ciudad me ha demostrado un enorme cariño incluso antes de llegar a la NBA. Mi trabajo es salir ahí y dar espectáculo”, señala The Beard.

Sin Ricky ni Ayton

Phoenix sumó su sexta derrota consecutiva sin poder contar con DeAndre Ayton por un esguince de tobillo, ni con Ricky Rubio, ausente por enfermedad. Sin ambos, los Suns aguantaron a una distancia máxima de 10 puntos hasta el comienzo del último cuarto, cuando Houston se distanció en el marcador. Pese a la mala racha y a las lesiones, Monty Williams mira al frente sin lamentos.”Puedes abuchear y quejarte, pero no sirve de nada. Miras al resto de equipos y a Minnesota le faltan jugadores, New Orleans tiene muchas bajas… Le sucede a todos. Me gusta mi equipo y me gusta como pelea cada partido”, sentencia.

(Fotografía de Emilee Chinn/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a nuestros artículos especiales y el podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

Dinwiddie frena la rebelión de Trae Young en Brooklyn

Primer triunfo como visitante de Kawhi Leonard en San Antonio

Siguiente