J.R. Smith reconoce que esperó a operarse hasta firmar la renovación

Tras ganar el premio al Mejor Sexto Hombre de la NBA durante la pasada temporada, las cosas no han ido bien para en el aspecto deportivo, pero sí en el económico.



Smith defraudó en los Playoffs por su mal juego y actitud y tras ser eliminados los , esperó a julio para finalizar su contrato y explorar sus opciones en la agencia libre. El escolta consiguió renovar por los Knicks por tres temporadas y 18 millones de dólares y una semana después pasó por el quirófano.

La decisión de no operarse hasta julio en lugar de hacerlo en mayo cuando fue eliminado su equipo, ha obligado a Smith a perderse el arranque de la pretemporada, hecho que fue muy criticado.

Pero el jugador defiende su opción porque para él lo más importante es su familia y sabe que de haberse operado su valor en la agencia libre hubiera sido inferior.

“Lo primero es que soy padre y tengo dos niños por los que preocuparme”, declaró Smith a ESPN New York. “Tenía más sentido para mi familia conseguir un nuevo contrato antes [que la operación]”.

J.R. Smith fue noticia semanas atrás al ser suspendido por la NBA con cinco partidos por consumo de sustancias prohibidas por la liga, sanción de la que habló por primera vez esta semana.

“Estoy decepcionado sobre todo porque he dejado mal a mis compañeros y entrenador. He dejado a Dolan [propietario de los Knicks] mal”, dijo Smith. “Estamos intentando pasar página lo antes posible y en cuanto pueda jugar tener una buena temporada”.