JaKarr Sampson se une al proyecto de los Kings

¡Pero qué bien lo están haciendo en Sacramento!

Y es que son inevitables los signos de exclamación, porque tras meses y meses de penurias y desaciertos en los despachos, este verano sí que están siguiendo el rumbo de la coherencia en los despachos de los Sacramento . Independientemente de lo que pueda suceder luego y de lo que los resultados arrojen, ha habido —y está habiendo— una gran labor deportiva en una casa a la que, hasta hace prácticamente un suspiro, nadie quería ir.

Dando forma

El lavado de imagen que están haciendo los Kings tras la salida de DeMarcus Cousins está siendo sensacional. A un Draft sobresaliente —De’Aaron Fox (5º), Justin Jackson (15º) y  Harry Giles (20º)— le está siguiendo una agencia libre de, mínimo, notable alto.

Han perdido a Rudy Gay y han dejado marchar a Ben McLemore, sí, pero varias alternativas en forma de novedades: George Hill, Zach Randolph, Vince Carter —se susurra Kyrie— y ahora llega otra más: , procedente de la D-League.

La propia franquicia ha comunicado oficialmente la firma del power forward y se ha hecho eco Sportando. Dos años de contrato para el jugador de 24 años.

Fue miembro de los Philadelphia 76ers entre los años 2014-16, para ser degradado luego a los Delaware 87ers. Subir para bajar de nuevo: de los Nuggets a los Iowa Energy, conjunto filial con el que ha sido All-Star este curso —culpa de sus 15,1 puntos y 5,9 rebotes en 25,7 minutos—.

¿Pintura cerrada?

Sampson ha convencido a los Kings tras hacer un buen papel jugando en sus filas durante la reciente Summer League de Las Vegas, en la que en cuatro partidos ha promediado 7,5 puntos, 5,3 rebotes y 1,2 tapones.

De este modo, con su fichaje blindan su pintura en Sacramento: Randolph, Labissiere, Giles y el propio Sampson cubren el puesto de ‘4’, mientras que en el de pívot cuentan tanto con centers al uso así como de un perfil más dinámico; háblese de Cauley-Stein, Koufos y el griego Papagiannis.

Y a otra cosa.