Jason Kidd, candidato a múltiples banquillos el curso próximo

Salió por la poterna, sin fiestas ni ágapes; todo lo contrario a lo que representa su figura cuando se le asocia a sus años de jugador. Entrará en la historia por la puerta grande, como Hall of Famer. Pero en los , en su segunda aventura como entrenador en la NBA, no le ha ido demasiado bien a .

Fue despedido en enero, y estos casi tres meses es el mayor tiempo en la carrera del ex playmaker que más tiempo ha pasado inactivo. En la muda entre la sin mangas y el traje, no se dio respiro ni para un café. Fue soltar una cuerda para aferrarse automáticamente a otra.

Desde que empezó a entrar en 2013, Kidd acumula un récord negativo al frente de los banquillos de 183-190.

Y sin embargo, su vuelta a los mismos se acerca. “Adoro entrenar. Entrenar es divertido. Pero es duro”. ha dicho Kidd en declaraciones recogidas por Bleacher Report. El técnico desea volver a estar al frente de una pizarra, pero por primera vez en muchísimos años disfruta de unas merecidas y largas vacaciones.

“Esto está muy bien. No me voy a sentar aquí y deciros que no. Porque ahora puedo dormir y no tengo tantas jaquecas. Está genial el poder levantarme por las mañanas y no tener que preocuparme por la táctica, por si alguien va a anotar su tiro o por si va a capturar el rebote”.

Vacantes a granel

Diversas fuentes proyectan que la temporada que viene habrá aproximadamente entre seis y diez franquicias en busca y captura de un nuevo entrenador jefe; y el nombre de Jason Kidd figura en la práctica totalidad de los borradores.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

Los Knicks, en posición ventajosa en la renovación de Trey Burke

36 puntos de Millsap en el triunfo clave sobre Oklahoma

Siguiente