Jeremy Lin insinúa su retirada decepcionado con la NBA


Ya han pasado casi dos años desde que Jeremy Lin no se enfunda la camiseta de un equipo NBA, cuando alzó el campeonato con Toronto Raptors. En los más de 700 días transcurridos desde entonces, el ídolo asiático ha pasado por los Beijing Ducks de la liga china y por los Santa Cruz Warriors de la G League. Sus buenas actuaciones en ambos conjuntos tenían el objetivo mayor de recibir una llamada de la NBA que no ha llegado. Visiblemente afectado por la decepción Lin ha dejado un mensaje en su cuenta de Twitter que suena a despedida.

En su texto el base narra el camino recorrido desde su último partido en la mejor liga del mundo, dejando claro que “sigo siendo un jugador NBA […] He arrasado en la G League. Objetivamente he dominado todas las facetas que puede dominar un base”. Lin ofrece un mensaje de rencor hacia el entorno de la NBA. “Durante meses he visto a otros recibir contratos y oportunidad. Me dije a mí mismo que solo necesitaba un contrato de diez días. Una oportunidad para volver a las canchas. Al fin y al cabo, así es como llegué por primera vez”. Además de recriminar algunas actitudes de cariz racista.

A pesar del tono de represalia, se mostraba “bendecido, he tenido una carrera NBA más allá de mis mejores sueños”. Pero, sobre todo, mandaba un mensaje inspirador para las próximas generaciones de jugadores asiáticos. “Me hubiese gustado poder hacer más en la NBA para derribar barreras, pero ahora os toca a vosotros. Cuando tengas la oportunidad, no vaciles […] DERRIBA ESA PUERTA”. Lin cerraba el comunicado agradecido a “los que han hecho este viaje conmigo. Os quiero a todos”.

De haber terminado su recorrido, Jeremy Lin se marcha de la NBA tras haber jugado 480 partidos en cinco equipos diferentes. Sus promedios finales son de 11,6 puntos y 4,3 asistencias.

Puede que el mensaje sea una de esas intentonas públicas que se suelen lanzar para atraer la atención de las gerencias. Pero aunque Linsanity haya jugado el último partido de su carrera en la NBA, nadie le puede arrebatar esos meses de 2012 donde jugó como una estrella donde los focos más alumbran. Una de las mejores historias que ha contado el Madison Square Garden en la última década.

(Fotografía de portada de Chris Trotman/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.