Jerryd Bayless, cero puntos en 26 minutos

Desfalco de bases en Minnesota

Anoche, Ryan Saunders no pudo contar con Jeff Teague para el puesto de ‘1’. Tampoco con Derrick Rose. Tampoco con Tyus Jones. Una vez más miró hacia el banquillo, y una vez más lo único que el hijo de Flip pudo encontrar fue a un jugador que hasta hace escasas semanas se le daba prácticamente por muerto en esta liga.

No queremos ser injustos con , pues la competición le ha tratado injustamente este curso. Un jugador todavía muy aprovechable y que venía de firmar una decente última temporada con los 76ers, se quedó súbitamente sin hueco en la rotación de Brett Brown, siendo monopolizados todos los minutos de playmaker por Ben Simmons y T.J. McConnell.

Vuelta a la vida

Fue lo de menos en el paquete que Philly envió a Minny a cambio de Jimmy Butler, pero en las últimas jornadas está jugando como el que más. Y no con malos números. El tiro, de hecho, siempre lo tuvo. Seis partidos consecutivos en dobles dígitos (encadenando dos de 19 puntos) y superando con holgura la barrera de los 30 minutos ante la ausencia de alternativas en la creación.

Pero la pólvora se le ha ido secando en la última semana. 6/12 en tiros ante Denver, 2/10 en Memphis, y 0/6 ayer en casa de los Orlando .

Bayless erró sus cinco lanzamientos desde el triple, desentonando en un boxscore donde todos sus compañeros titulares y un par de suplentes firmaron 10 puntos o más. De hecho, uno de ellos, un hombre del banquillo traído también por las circunstancias excepcionales que atraviesan los T-Wolves (todos sus bases lesionados) fue Isaiah Canaan, otro repudiado de la liga y que ayer se fue hasta los 13 tantos en 21 minutos.

Cumplen las dos estrellas

Vencieron los Magic, 122-112. Terrence Ross (32 puntos), Evan Fournier (18) y el inminente All-Star, Nikola Vucevic (21 tantos y 10 rebotes) dejaron en saco roto los 23 puntos de Andrew Wiggins y los 27 puntos y 11 rebotes del otro All-Star de la velada, Karl Anthony Towns.

El encuentro, además de lo que sucediese en los 48 minutos, venía marcado por uno de los traspasos más interesantes que había dejado el cierre de mercado: el de Jonathon Simmons por Markelle Fultz.

Ross, la estrella de la velada, fue preguntado por él, y se limitó a cumplir con la respuesta de rigor. “Es parte del negocio. Todo el mundo puede ser traspasado. Estoy contento por Simmons, va a un gran equipo, y estoy feliz por tener a Markelle con nosotros y ver de qué es capaz”.

Playoffs, sensaciones opuestas

Y así, fruto del capricho geográfico, los Wolves, con 25 victorias y 29 derrotas ven como cada día se alejan más los playoffs del Oeste (12º, a cinco partidos) mientras los Magic, con menos victorias (23) y más derrotas (32) aún los tienen, podría decirse, a tiro de piedra (tres partidos detrás de Charlotte).

Teague y Rose… dos viejos All-Stars que de haber estado en pista cuesta imaginarlos cerrando la noche con cero puntos en su casillero; aunque cabe preguntarse si eso, en términos de victoria o derrota, hubiese cambiado el desenlace final.

(Fotografía de portada de Christian Petersen/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra lista de correo y consigue acceso a contenido adicional sobre la NBA además de apoyar nuestra labor de forma directa.

Aquí te contamos más. ¡Únete!