Jonathon Simmons queda libre tras ser cortado por Washington


“Le dije: ‘No, prefiero enfrentarme a ti’. Quiero ser capaz de medirme a los jugadores de la élite para ser yo quien esté en su lugar dentro de un par de años”. Jonathon Simmons. Hace justo, ese ‘par’ de años. Primero dijo ‘no’ a Pops en San Antonio, y luego a LeBron en Cleveland. Su decisión fue, entonces, firmar con los Orlando Magic.

Rescatar frases como esta no tiene por objetivo hacer leña del árbol caído, sino recordar una vez más (como si el fichaje de Leonard&George por los Clippers no fuera suficiente) lo rápido que pueden cambiar las cosas en la NBA.

De alero del futuro en San Antonio o escudero de lujo en los Cavs a petición explicita de su rey, Simmons (olé él) prefirió labrarse su propio camino, en solitario y sin enchufes.

En picado

Génesis, cap. 3, vers. 19: ‘Polvo eres y que al polvo volverás’. Viejo undrafted, alcanzando la NBA por el camino más escarpado… en estos momentos se encuentra sin equipo. Ha sido un año de auténtica caída libre. De Orlando a los 76ers como fútil pieza de intercambio por Markelle Fultz. Apenas olió la regular season. Menos aún los playoffs. Y traspasado de nuevo, esta vez a los Wizards y a cambio de dinero y derechos del Draft de ningún valor.

Hoy desde Washington –vía Candance Buckner del Post local– han anunciado su despido.

Parecía estar en ciernes de convertirse en uno de los two-way players de la liga. Hoy, con 29 años, Simmons busca franquicia en la NBA. Promedios de 8,3 puntos y 2,4 rebotes en 20,5 minutos y sólo cinco temporadas en la liga le amparan. ¿Demasiado tarde para resucitar?

(Fotografía de portada de Ronald Cortes/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.