Justise Winslow tiene enamorado a Erik Spoelstra

Ayer, Miami Heat cayó de forma estrepitosa en el feudo de los Atlanta Hawks. Pero eso no empaña una realidad manifiesta: que está cuajando, por mucho, su mejor temporada en la NBA, y que además, he aquí el punto, lo está haciendo desde el puesto de base.

Todo dio un giro a partir de la lesión del playmaker titular, Goran Dragic. Entonces Erick Spolestra se calzó la peluca de ‘Doc’ Emmett y puso a prueba su raro experimento. Winslow (1,99 metros) se había desenvuelto hasta el momento, en sus tres años en la Liga, entre los puestos de alero y ala-pívot. Pero Spo veía algo en él. Algo que casi nadie más había visto. Su faceta de director.

Capaz en absolutamente todo

“Creo que en plena forma, sus estadísticas perfectas serían de unos 14-15 puntos, 12 rebotes, 10 asistencias y 5 robos. Hay muy pocos jugadores en esta liga que puedan tener un efecto tan grande en un partido de baloncesto, y él es uno de esos chicos”, afirma Spo para el Sun Sentinel. Obviamente el coach exagera con ese promedio en forma de triple-doble; pero lo que realmente quiere transmitir es lo que está sucediendo. Winslow se ha descubierto como un jugador de muchas capas y múltiples vías de impacto.

En los últimos 14 encuentros, desde que despertó a la fuerza el Winslow playmaker, los de Florida presentan un balance de 9 victorias y 5 derrotas; racha en el cual el ex forward de Duke promedia 14,6 puntos, 5,4 capturas, 4,9 asistencias y 1,4 robos, además de estar mirando el aro con mayor tino que nunca (41,2 en TC% y 36,2% e triples).

(Fotografía de portada: Sean M. Haffey/Getty Images)



EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a nuestros artículos especiales y el podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

Atlanta sigue con su ‘ascenso’ tras merendarse (otra vez) a los Heat

Houston cierra el traspaso de Carter-Williams a Chicago Bulls

Siguiente