Kawhi Leonard, baja indefinida

La temporada de no termina de arrancar. Tras jugar únicamente nueve partidos al recuperarse de una lesión en el cuádriceps que se complicó más de lo esperado, ahora sufre un nuevo alto en el camino motivado justo por esa misma dolencia.

Tal y como ha informado San Antonio , su jugador es a partir de este momento baja indefinida mientras continúa con la rehabilitación de su lesión en el cuádriceps derecho, la cual entienden es el enfoque acertado para que pueda estar en plena forma a final de temporada.

“Kawhi ha tenido un progreso significativo y sigue avanzando paso a paso en su rehabilitación. Este es sin duda el mejor enfoque pensando en los próximos pasos para su regreso a las canchas”, comenta el general manager del equipo, R.C. Buford.

Puede que se trate de mera precaución, pero por ello no deja de ser preocupante. En verano, ya lesionado, prácticamente nadie ponía en duda que estaría listo para iniciar la campaña. Sin embargo, conforme se acercaba el primer salto inicial, se supo que no sería así. Desde ese momento todo fueron incógnitas hasta verle debutar el 12 de diciembre contra Dallas Mavericks.

Volvió a jugar, pero la sensación era que seguía lejos de su plenitud física. Desde que jugase su primer partido los Spurs han disputado un total de 18; es decir, solo ha participado en la mitad. Cierto es que una lesión en el hombro tampoco ha ayudado.

Frustración

Leonard no ha hablado pero sí Gregg Popovich. El entrenador ha explicado la situación del alero, quien se siente dolido por estar obligado a parar de nuevo. “No ha respondido como queríamos. Se dio una oportunidad y ahora está enormemente frustrado. Quiere jugar a toda costa. Pero si nos equivocamos queremos que sea por el lado de la salud y por ser sabios”, comenta a Express-News.

Sus números

Pocos partidos y pocos minutos para un rendimiento excelente. Leonard ha jugado solo nueve partidos pero le han bastado para demostrar cuán importante es en San Antonio. Exactamente hablamos de 16,2 puntos, 4,7 rebotes, 2,3 asistencias, 2 robos y 1 tapón en 23,3 minutos por noche.