Kevin Love dona 500.000 dólares para apoyar la investigación sobre salud mental


Kevin Love se ha convertido en el principal abanderado y defensor de la salud mental en la NBA. El ala-pívot de los Cavaliers donará 500.000 dólares al departamento de psicología de UCLA con el fin de crear una cátedra interna de investigación. Esta cuantía servirá para apoyar la actividad docente de la universidad en relación al diagnóstico, la prevención, el tratamiento y la desestigmatización de la ansiedad y la depresión, no solo a nivel deportivo.

“Me preocupa el nivel de ansiedad que sufren las personas. Los eventos recientes, incluido el nuevo brote de coronavirus, han sometido a nuestra sociedad a un enorme estrés”, declaró en un comunicado el cinco veces All-Star.  “Estoy feliz de poder ayudar a UCLA, mi alma máter, a resolver algunos de los problemas subyacentes más importantes de la sociedad. Espero que algún día podamos borrar el estigma en torno a la ansiedad y la depresión. Y solo podemos hacerlo mejorando el diagnóstico y tratamiento, fomentando el tratamiento público sobre la salud mental y alentando a las personas a buscar ayuda cuando la necesiten.”

Love fue uno de los primeros jugadores de la NBA en admitir públicamente los ataques de ansiedad y pánico que ha sufrido durante su carrera. Los problemas familiares, una asfixiante presión por parte de su entorno deportivo y la imposibilidad de conciliar el sueño desembocaron en aquel ataque de pánico sufrido en noviembre de 2017 ante los Hawks. “Durante 29 años pensé que la salud mental era problema de otros. Sabía que a cierto nivel algunas personas se beneficiaban de pedir ayuda o abrirse, pero nunca pensé que eso fuera para mí. Yo lo veía como una forma de debilidad que podía acabar con mi éxito en los deportes o hacerme sentir raro o diferente”.

Aquel sobrecogedor artículo para The Players Tribune sacudió la liga apenas una semana después de que DeMar DeRozan compartiera unas experiencias similares. Ambos se convirtieron en los primeros jugadores de la NBA en transmitir el calvario que puede provocar el deporte de alto rendimiento, un tema tabú hasta entonces. El propio John Lucas, antiguo jugador y actual asistente en Houston, admitió que hasta un 40% de jugadores sufren en algún momento algún tipo de contratiempo mental, pero que tan solo el 5% busca ayuda.

El propio Love ha sido el encargado de impulsar y concienciar sobre esta realidad durante los últimos tres años, recibiendo un gran apoyo deportivo y social. De hecho, la NBA y la NBPA pusieron en marcha rápidamente un convenio de colaboración que desembocó, entre otras cosas, en la creación del programa Mental Health, dedicado a concienciar a los atletas profesionales y fomentar la educación respecto a la salud mental. Paralelamente, la liga firmó diversos acuerdos que promueven hábitos diarios de relajación y meditación, que trabajan en la producción de contenidos especializados para campañas en redes sociales y que elaboran programas específicos para cada tipo de trastorno.

Esta noticia aterriza apenas 24 horas después de que la estrella de los Cavaliers y ex-jugador de los Bruins recibiera el premio Arthur Ashe Courage por su trabajo en la defensa de la salud mental.

(Fotografía de portada de Patrick Smith/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.