Klay Thompson, Towns y Beal: el súper máximo y millonada que dejan de ganar por no ser All NBA

Lillard y Kemba Walker sí que se embolsarán el contrato más alto posible

La NBA anunció este jueves los jugadores que figuraban en los tres quintetos All NBA. Los quince jugadores con mayor demostración de toda la temporada y los que se llevan gran parte de los aplausos de la añada que cerca está de concluir.

En ese anunciamiento, sin embargo, algunos grandes jugadores también se han quedado fuera de los mejores quintetos y, por ello, dejarán de ganar bastante dinero en sus próximas extensiones contractuales. Se han quedado sin lo que se conoce como el contrato súper máximo, la cantidad más alta que es posible embolsarse en la NBA. Los casos más sonados son los de , y .

Vayamos por partes. Para empezar, el escolta de los Warriors, Klay, ha dejado de poder embolsarse 30 millones de dólares más este próximo verano, según apuntó el periodista Mark Medina (The Mercury News) y pudo confirmar el gurú Albert Nahmad.

Eso ocurre porque Klay Thompson será agente libre este verano y según el nuevo convenio de la NBA, los jugadores que extienden su contrato, y poseen ya los derechos Bird en su equipo vigente, pueden obtener una serie de pluses en función de los méritos individuales que vayan consiguiendo; en función de su rendimiento, se entiende.

O sea, que en el momento en el que la reglamentación NBA les permite firmar una extensión de contrato y si además figuran en uno de los quintetos All NBA (o reciben alguno de los premios individuales de la liga), ese jugador pasa automáticamente a poder firmar la Designated Veteran Player Extension. En resumidas cuentas, si figuras en los mejores quintetos, puedes firmar un contrato por más dinero, lo que se conoce como un súper máximo: 30 o 35 por ciento del espacio salarial total de tu equipo en función de tus años de experiencia en la liga. Y el incremento de tus emolumentos será, más o menos de un 8 por ciento anual.

Toda una lluvia extra de millones sin precedentes en la NBA. Hablamos de contratos súper máximos que superarán con holgura los 40 millones de dólares por temporada. Una locura.

Y eso es precisamente lo que no va a poder hacer Klay Thompson. Su extensión se quedará en máximo y no en súper máximo.

Tampoco le ha caído la breva a Bradley Beal, que exactamente por el mismo motivo dejará de ganar una cantidad bastante similar a la de Thompson. Al no figurar en los mejores quintetos, Beal, a quien todavía restan dos temporadas de contrato, no podrá extender su vinculación este verano por un súper máximo. En el caso del escolta de los Wizards, tendría que esperarse hasta el verano que viene y esa vez sí colar su nombre en uno de los tres mejores quintetos.

Towns

Karl-Anthony Towns es otro de los jugadores que no podrá beneficiarse de las ventajas que el último convenio firmado (Colective Bargaining Agreement) concede a las grandes estrellas. Al haberse quedado fuera de los All NBA, Towns dejará de embolsarse alrededor de 32 millones de dólares.

El pívot de Minnesota podría haber convertido su última extensión de contrato en cinco años a razón de 191 millones, pero se quedará en cinco y 158. La citada extensión de Towns ya fue firmada hace casi un año y comienza a contar a partir de la temporada que viene, 2019-20, la primera después de su vinculación de jugador novato.

En el caso de Towns, las normas de la liga permiten a un jugador que salen de su contrato de principiante firmar por una cantidad equivalente al 30% de la masa salarial total del equipo; es lo que se conoce como la Derric Rose rule.

Los que sí son All NBA

En el otro espectro de la misma historia están los jugadores que también (como Klay, Beal y Towns) eran elegibles para contratos súper máximos y en cambio sí consiguieron figurar en los mejores quintetos de la temporada.

Es el caso de Damian Lillard, quien podrá firmar este verano una ampliación por cuatro años y 191 millones. Podría esperarse también al que viene redondeando en cinco y 247, pero parece que la extensión se consumará este verano. Su nueva vinculación entrará en vigor a partir de la temporada 2021-22 puesto que todavía posee dos temporadas más de contrato.

A Kemba Walker también le ha guiñado un ojo la fortuna, pues podrá embolsarse más dinero que nunca en su carrera (por mucho) y que en cualquier otra circunstancia; su súper máximo será de 221 millones en cinco años, empezando a contar el curso que viene dado que el 1 de julio será agente libre.

El verano que viene

Otro que, a tenor de la suerte All NBA, se ha convertido en elegible para un súper máximo, pero en su caso para el verano que viene, es Giannis Antetokounmpo: cinco años y 247 millones de dólares, empezando a contar en el ejercicio 2021-22.

Como si fuera la lotería nacional, aunque en esta sí cuentan los méritos previos, el sufragio para los quintetos All NBA ha repartido millones por toda la geografía de la liga. Y también ha dejado sin un buen pellizco a tantas otras estrellas.

(Fotografía de portada: Andy Lyons/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

Kevin Durant tampoco llegará al inicio de las Finales

Klay Thompson: “Prefiero ganar un anillo que estar en el tercer mejor quinteto”

Siguiente