Kyle O’Quinn se despide de Nueva York

Kyle O’Quinn ya es a todos los efectos nuevo jugador de Indiana Pacers. El pívot de 28 años acordó recientemente 1 año y 4,5 millones de dólares con la franquicia que comanda el técnico Nate McMillan. No obstante, antes de arrancar de forma oficiosa la próxima pretemporada 2018, ha querido despedirse del que fuera su equipo y su hogar durante los últimos 3 años: New York .

Mediante una publicación en su perfil oficial de Instagram, O’Quinn les ha dedicado las siguientes emotivas palabras: “Nueva York. No puedo decir otra cosa que gracias. Me gustaría agradecerle a la franquicia la oportunidad que me ha brindado por poder estar en casa cuando mi familia y yo más nos necesitábamos. También me gustaría agradecerle a los fans que me hayan aceptado a mí y mi estilo de juego. Me habéis acogido como nunca hubiera imaginado. El Garden siempre tendrá un sitio especial en mi corazón”.

Natural del barrio de Jamaica (Nueva York) O’Quinn ha reconocido que abandona su hogar y su imprescindible familia porque desea competir al máximo nivel. Los Pacers se lo van a permitir con Victor Oladipo, Myles Turner o el importante fichaje Tyreke Evans.

Aterrizado en la NBA en el puesto 49º de la segunda ronda del Draft 2012 por Orlando Magic, en 6 cursos como profesional atesora unos promedios de 5,8 puntos, 4,9 rebotes y 1,3 asistencias en 398 partidos oficiales (60 como titular).