L.A. Clippers: más que un pabellón, una nueva identidad


Cuando se gastó 2.000 millones de dólares en comprar los L.A. Clippers, Steve Ballmer no tenía en mente volver a invertir casi idéntica cifra en la franquicia, esta vez para darle un techo propio bajo el que cobijarse. El ex director de Microsoft, sin embargo, se ha dado cuenta de que para alejarse de cierta sombra infinita no basta con fichar jugadores perfil All-NBA y ser considerados de manera habitual candidatos al anillo… para ser respetados y ‘vistos’ en toda su acepción, necesitan emanciparse por completo. Y eso implica dejar de compartir cancha con un equipo cuya titularidad, en el acervo popular, le corresponde. Nadie asocia el Staples Center a los Clippers en la NBA. Nadie. Es la casa de los Lakers.

Cada vez más consciente de ello, Ballmer no tardó en decidir que el vivir de alquiler tenía fecha de caducidad, y tocaba hipotecarse para erigir el que sería (y será) su propio hogar. Porque la identidad, entiende, se construye desde los cimientos más literales. «Necesitamos poder decir ‘somos nosotros’. No jugamos en la misma cancha que otros jugadores. Vamos a forjar nuestra propia identidad», prometía el otro día el dueño de los Clippers para ESPN en los albores de una temporada que se intuye árida en lo competitivo por la baja de Kawhi Leonard, y casi resulta más estimulante planear a medio plazo, 2024 por ejemplo, donde el pabellón habría pasado ya de diseño en AutoCAD a pétrea realidad.

«Nunca había vivido en un sitio donde haya dos equipos (que compartiesen liga) en una misma ciudad», explicaba Ballmer. «Crecí en Detroit. Todo el mundo allí es fanático de los Pistons. Y durante muchos años los Clippers fueron tan malos, que podían ser tranquilamente ignorados.

«Estamos bien ahora, y somos competitivos año tras año. Vamos a construir nuestro propio pabellón, creando nuestra propia identidad, nuestra propia personalidad.

«Hay 30 equipos en la liga. Hay otros 29. Y tenemos uno que tiene su base en Los Ángeles. Contamos con nuestros propios aficionados. Usamos la expresión, ‘LA Our Way‘. Y estamos construyendo nuestra propia marca. Y si los otros muchachos se sienten un poco amenazados, los fans de los otros (los Lakers), quiero decir, significa que lo estamos haciendo bien».

(Fotografía de portada de Kevin C. Cox/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.