L.A. Clippers: dinero para fichar

Lograron frenar la sangría de nueve derrotas consecutivas con tres triunfos; pero tras estos, han llegado otras tres derrotas más. Que a Los Ángeles no les va a resultar nada fácil jugar los playoffs este año, es una realidad a la que ya no pueden escapar. Pero por el momento se niegan a hincar la rodilla. Doc Rivers ha sido confirmado hasta final de temporada, así que no piensan rendirse sin luchar.



La dura marcha de Chris Paul fue menos dolorosa gracias a lo recibido a cambio. Hay quien insinuaba que la plantilla, con las nuevas adquisiciones —Beverley, Gallinari, Teodosic, Dekker, Williams, Harrell—, había incluso mejorado. No podremos comprobarlo al menos este año. Los Clippers parecen los Jazz, o peor aún, los Pelicans. El mal de ojo que ha asolado a estos con las lesiones durante los últimos años, los ha escogido como nueva víctima predilecta.

Con sus bajas de hoy casi podríamos diseñar un quinteto titular: , Milos Teodosic, Danilo Gallinari y Blake Griffin. Entre todas estas, la más grave es la de su base titular. La del que era su base titular. Motín de la rodilla del ex de los Rockets para todo el curso baloncestístico. La reparación de la microfractura que sufre, tras haber pasado por quirófano, se estima en nueve meses.

Así pues, y ante esta desgracia, la Liga ha decidido concederles una disable player option por valor de 2,75 millones de dólares con los que intentar compensar su baja de algún modo a través del mercado, informa Shams Charania de The Vertical.

¿Qué ofrece el mercado?

Más de lo que uno podría imaginar a primera vista. Esta concesión coincide con el rumor de que Nate Robinson desea volver a la NBA, aunque el mismo jugador desvela, en su propia cuenta de Instagram, que su equipo favorito en el que recalar sería un viejo conocido suyo, los Chicago Bulls.

Si los Clippers optan por usar esta cantidad y escoger a un jugador de una posición similar a la de Beverley, es decir, un exterior, los nombres más interesantes serían los siguientes: Monta Ellis, Leandro Barbosa, Norris Cole, Randy Foye, Isaiah Canaan, Archie Goodwin, Ty Lawson, Sergio Rodríguez, Rodney Stuckey, Deron Williams, Gerald Henderson y Beno Udrih.

Algunos de estos nombres brillaban, no hace tanto, con luz propia en la NBA, pero sus mejores años parecen haber pasado ya. Un informe de estado físico actual sería imprescindible antes de acometer su fichaje.

Ahora bien, si con el regreso cercano de Teodosic la franquicia prefiriera apostar por reforzar un puesto más cercano al aro, la oferta es igual de variopinta. Destacan Kris Humpries, Gerald Green, Terrence Jones, Donatas Motiejunas o Derrick Williams.

Y si lo que quieren es reforzar sus opciones directamente bajo los aros, jugadores todavía jóvenes como Roy Hibbert, Jordan Hill, Spencer Hawes o Jared Sullinger también están disponibles.