La NBA advierte sobre las sanciones para quienes se salten el protocolo de la COVID-19


La NBA quiere dejar bien atado el comienzo de una temporada que se presenta como un auténtico desafío. Si para llevar a cabo con éxito la burbuja de Orlando se llevaron al límite los detalles, ahora la Liga se enfrenta al reto de replicar tal acierto con el condicionante de hacerlo en 30 mercados (equipos) de manera simultánea. Entrenamientos en ciudades, partidos en 30 pabellones, viajes, desplazamientos en las propias ciudades… Todo tiene que salir bien, y para ello la NBA ha optado por enviar a las franquicias una guía de salud adicional al protocolo de medidas de seguridad que ya había puesto hace semanas en sus manos.

En este nuevo comunicado la Liga no hace tanto hincapié en el control del corovanirus, recordemos que 48 jugadores dieron positivo en los primeros test de pretemporada, sino en advertir de las consecuencias de saltarse las normas que se establezcan para su contención.

A través de un documento que alcanza las 158 páginas, se recalca a los equipos que saltarse el protocolo con la posible propagación del virus y el problema que eso supone para equipos rivales y el calendario, podría dar como resultado la imposición de multas, suspensiones o pérdidas de opciones para el draft. Habrá castigos por no respetar las medidas, pero también para aquellos que no informen debidamente del incumplimiento de las mismas o de las sanciones que se impongan internamente. Si se descubre que un equipo viola repetidamente los protocolos, estos podrían ver como los castigos pasan a un segundo nivel.

¿Y cómo va a vigilar la NBA que todo se realice según sus directrices? Pues realizando inspecciones en persona sin previo aviso a las instalaciones de los equipos. Desconocemos la periodicidad o cómo se desarrollarían exactamente, pero el objetivo es constatar que las organizaciones cumplen con los protocolos de seguridad de la COVID-19.

Jugadores y salarios

Tal y como suena. Entre el paquete de medidas disciplinarias ideado por la NBA se incluye la posibilidad de que los jugadores puedan perder dinero. Si se descubre que se trata de una falta individual, los jugadores podrían enfrentarse a cuarentenas durante la temporada y a ver cómo sus cheques salariales se ven reducidos en consonancia a los partidos que se pierden. Para ser exactos el memorando dice lo siguiente: “Los jugadores pueden estar sujetos a un ajuste del pago proporcional a los partidos que se pierdan durante el periodo que estén en cuarentena y se sometan a pruebas debido a participar en tales actividades y/o conductas”. En cuanto a la respuesta de las franquicias a estas advertencias, han mostrado una importante preocupación.

Vacunas

La NBA tampoco pierde de vista el momento en el que se pueda llevar a cabo una vacunación masiva. Una vez esté confirmado por los organismos competentes que una vacuna contra el coronavirus es segura y efectiva, la NBA y la NBPA (sindicato de jugadores) discutirán si jugadores, entrenadores y resto del personal deben recibirla. Sobre este tema, aún en el aire, la Liga contempla que algunos jugadores o empleados opten por no ponérsela. En esos casos ya se estudias restricciones adicionales de salud y seguridad para tales personas que podrían ser el uso continuo de mascarillas o hacerse pruebas con más frecuencia que los vacunados.

Viajes y ocio

He aquí uno de los puntos que más preocupan a los jugadores. Tras verse encerrados en la burbuja de Orlando éstos temían que los viajes de la nueva temporada se convirtiesen en encierros en los hoteles. Pues bien, la NBA está trabajando para que no sea así. Según reza el último documento, la Liga permitirá que los jugadores abandones el hotel para comer fuera en unas determinadas circunstancias como son cenas al aire libre y cenas en salas privadas interiores en restaurantes previamente aprobados por la NBA y la NBPA al reunir los criterios demandados. El plan es tener una lista de al menos tres restaurantes en cada mercado.

Fuera sí, pero en casa toca recluirse. Sin la protección del entorno de la burbuja frenar cualquier foco del virus se antoja determinante para el buen desarrollo de la competición. Por ello, los jugadores y el personal tienen prohibido acudir a bares, restaurantes, clubes, asistir a lugares de ocio, ver partidos en vivo, visitar gimnasios públicos, spas, piscinas o mantener reuniones sociales interiores que superen las 15 personas mientras estén en casa, en sus ciudades. El incumplimiento de estas prohibiciones, al igual que todo el protocolo de seguridad, podría conllevar advertencias, sesiones educativas, multas y suspensiones.

(Fotografía de Kevin C. Cox/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.