La NBA asegura entender las preocupaciones de los jugadores


La Liga está trabajando junto al Sindicato de Jugadores para encontrar un equilibrio entre el retorno de la competición y atender las peticiones de sus miembros

Cuando todo parecía listo para simplemente dar el pistoletazo de salida a la reanudación de la temporada, un nuevo frente de dudas respecto a la conveniencia de volver a jugar, ha aparecido. Hace escasos días, y con la actual lucha por la justicia social y la igualdad racial como principal punto sobre la mesa, Kyrie Irving lideró una conferencia con otros 80 jugadores en la que se desvelaron opiniones que se mueven en dirección contraria al retorno de la actual campaña.

Con el tema racial y la posibilidad de que el movimiento que lucha por la igualdad pierda fuerza como eje principal, en la llamada se tocaron otros asuntos entre los que se encuentran el posible deterioro económico de la competición por no jugar, el hecho de que la campaña 2020-21 pueda jugarse sin público o el inminente riesgo de lesiones que supone el hecho de volver a competir tras tres meses en los que prácticamente no se ha hecho nada.

Respecto a ese último punto, el de posibles lesiones de gravedad, parece que la solución sería tan ‘sencilla’ como que la liga financie seguros a las jóvenes estrellas que finalizan ahora su contrato de rookie. Esa es justo la petición que han hecho según informa Adrian Wojnarowski de ESPN, quien además recalca que estos jóvenes jugadores temen ante la posibilidad de que una importante dolencia les deje sin la posibilidad de firmar un gran contrato.

Conociendo las inquietudes y peticiones de parte de los jugadores, quedaba por saber qué hará la NBA al respecto. Lo cierto es que por ahora se desconocen medidas concretas, pero al menos se ha pronunciado para señalar que está trabajando en ello. Así, por medio de su portavoz, Mike Bass, han asegurado que entienden las preocupaciones de los jugadores y que están trabajando con el Sindicato de Jugadores para encontrar el equilibrio adecuado.

Terreno complicado sin duda. En un primer momento, viendo que varios jugadores dudaban sobre el reinicio de la temporada en Orlando, la NBA mostró su conformidad con el Sindicato de Jugadores de cara a permitir que los jugadores que así lo deseasen se quedasen en sus casas sin sanción, ya fuese la decisión tomada por el COVID-19 u otros motivos. La consecuencia única sería el no percibir el salario correspondiente a los partidos de la reanudación del curso. Esta idea sigue vigente, pero claro está que estaba pensada para un número reducido de jugadores.

Y para hacer aún más enrevesado el asunto, algunos jugadores se han posicionado a un lado y otros al contrario. Dwight Howard ha mostrado públicamente su apoyo total a Irving recalcando que jugar en Orlando se convertirá en una distracción de los problemas que enfrenta el país haciendo que movimiento perdiese impulso. Al otro lado, Austin Rivers ha dicho que justo esa distracción de la NBA podría hacer que muchos jóvenes se queden en casa y no se metan en problemas, a la vez que seguir percibiendo dinero al nivel actual ayudaría a costear acciones como el movimiento Black Lives Matter. Sí, aún quedan incógnitas por despejar.

(Fotografía de Stacy Revere/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.