La NBA estima 1.000 millones de dólares en pérdidas si la temporada empieza en enero


La temporada 20-21 sigue sin fecha de inicio con el mes de noviembre llamando ya a las puertas. Pese a que el día de ayer estaba previsto como el límite para fijar el arranque, la NBA y la Asociación de Jugadores volvieron a alargar el plazo de negociaciones, manteniendo una incertidumbre que preocupa la liga a nivel económico.

La NBA ya da por hecha una reducción multimillonaria de ingresos al reanudar la temporada sin público en los estadios (pese a que su intención es poder jugar con aforo reducido en algún momento), y este retraso en el comienzo agravaría la situación en este sentido. Según Adrian Wojnarowski, de ESPN, las previsiones de la liga estiman que esperar hasta enero para dar comienzo al curso aumentaría dicha reducción de ingresos en no menos de 500 millones de dólares, y se tema que la cifra llegue a los 1.000 millones.

Esto implicaría por supuesto una reducción en el salario de los jugadores, que también están negociando con la liga cómo ha de repartirse la incidencia de las pérdidas provocadas por la pandemia. Son por tanto semanas complicadas para ambas partes, que afrontan de manera diferente el conflicto: los jugadores, por un lado, observan con recelo el intento de la NBA de arrancar cuanto antes, mientras que desde esta comienzan a impacientarse y quieren trazar una hoja de ruta cuanto antes para empezar a actuar.

Coincidir con los Juegos, otro problema potencial

Sin embargo, perder la incidencia de las fechas navideñas no sería el único problema de empezar el curso en enero. En función de cuántos partidos se acaben disputando, estos cambios podrían estirar la temporada hasta el mes de julio, haciendo coincidir el final de la misma con los Juegos Olímpicos de Tokio, lo que, según las previsiones, desplomaría las audiencias y generaría nuevas pérdidas. A todo esto se sumaría el conflicto que habría con los jugadores y entrenadores que quisieran acudir con sus selecciones a la cita olímpica.

Todo apunta a que la decisión final acerca de la fecha debería tomarse en no más de una semana. A partir de ahí, podrá esclarecerse por fin cómo se afrontarán todas estas problemáticas.

(Fotografía de portada: Sarah Stier/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.