La vida no es igual sin Anthony Davis


Desde San Valentín algo se ha roto en Lakerland. Y no ha sido el amor incondicional entre aficionados. Es Anthony Davis, y , afortunadamente, ‘romper’ no es la palabra. Pero está siendo justo eso, el evitar que su big man se rompa (y por ende tenerle fuera de las canchas hasta saber qué pasa con ese Aquiles), lo que está haciendo que los Lakers pierdan la que ha sido su aura de casi imbatibilidad esta temporada.

Un gran LeBron James no fue suficiente ante unos Nuggets en los que La Ceja sólo jugó 14 minutos. Y a partir de ahí, los Nets sin Durant y unos Miami Heat sin Dragic han sido demasiado para un conjunto que ha perdido tres de sus cuatro últimos duelos, pudiendo sólo presumir de haber vencido entre medias a los Minnesota Timberwolves, el colista de la liga.

Ayer, eso sí, pelearon hasta el último instante, y en un final más característico del grit&grind (15-17 de tanteo) se terminaron imponiendo los de Florida por solo dos puntos de diferencia 96-94.

“Estamos aprendiendo a jugar sin uno de nuestros creadores y una de nuestras estrellas”, se justificó Alex Caruso (quien tuvo en su mano el triple ganador), aludiendo tanto a la baja de AD como a la de Dennis Schoder. “Va a llevarnos algo de tiempo”.

“Vamos a seguir trabajando en nuestros hábitos y tratar de hacer mejor al que está al lado”, añadió LeBron (autor de 19 puntos, 9 rebotes y 9 asistencias). “Además es imposible ser regulares siempre. Tuvimos pequeños lapsos así el año pasado incluso en playoffs. Tenemos que acostumbrarnos a ello y superarlo”.

Subcampeones en proceso

Por el lado de Miami, a quien este triunfo les viene como agua de mayo para terminar de olvidar los tres varapalos seguidos ante equipos punteros (Jazz, Clippers y Warriors), fueron Jimmy Butler y un inspiradísimo Kendrick Nunn, con 24 y 27 puntos respectivamente, sus principales artilleros, a quienes se uniría en impacto el doble-doble de Bam Adebayo (16/10).

“Nuestra química está en construcción”, dijo Nunn, autor de cinco triples en seis intentos. “Apenas llevamos todos juntos (y sin contar con Dragic) una semana y media. Nos estamos moviendo en la dirección correcta desde entonces”.

Los subcampeones de la NBA, es cierto, han estado golpeados por las lesiones en las primeras semanas de liga y lo están pagando aún viéndose incluso fuera de puestos de playoffs, pero ya están décimos a sólo un partido de Knicks y Hornets (7º y 8º).

Ante los Thunder, un conjunto en horas bajas, tendrán la opción de seguir el ascenso el próximo lunes. Y los Lakers, que ya caen hasta el tercer puesto del Oeste, cuidarse, mientras dure el bache, de los que vienen por detrás (Suns y Blazers).

(Fotografía de portada de Kevin C. Cox/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.