LeBron “aprueba” a Stephenson y a Chalmers

Con uno, a pesar de grandes amigos, tuvo sus mas y sus menos. El otro, directamente, le sopló en la oreja. Y a pesar de que esa imagen viral quedará para la posteridad, para es agua pasada.

Tanto uno como otro, tanto como , indistintamente, serían perfectos como organizadores secundarios de lujo para suplir a y saciar los deseos de James. El alero de los asume que, si tras trece años en la liga, se pusiera a vetar a todo jugador con el que ha tenido algún rifirrafe en cancha, sólo podría jugar junto a His Royal Airness.

“Tengo alguna historia con todos excepto con Jordan”, explicaba con cierta sorna James a ESPN tras el entrenamiento matutino hoy —con el enfrentamiento ante los Wolves en el horizonte inmediato—. “Tengo una historia con Lance también, desde luego. También tengo una historia con Kirk [Hinrich]. Me he enfrentado a él en muchas series de playoffs. E incluso tengo alguna anécdota de este tipo con Rio [Chalmers]. Aún sigue recuperándose del tendón de Aquiles. Espero que esté haciendo todo lo necesario para volver a las canchas. Porque ama este deporte”.

Él no es el GM

O al menos eso dice. Nada de general manager en la sombra. Mientras el mundo murmura que no hay decisión de calado que sea aprobada sin pasar previamente por el filtro del ’23’, éste asegura que no deja de ser sólo una pieza; un jugador más.

“Apoyo todo lo que la franquicia quiera hacer, da igual de lo que se trate. En lo único que yo estoy centrado es en hacer que nuestros chicos jueguen a un nivel de baloncesto a la altura del campeonato”, concluye LeBron, quién, a pesar de ser líderes en el Este y quedar más de dos meses para las eliminatorias, ya empieza —viendo especialmente los últimos resultados— cambiar el chip a modo playoff.


Vídeos recomendados