Lesión de Anteto y triunfo de los Bucks con un gran Henson

tuvo que retirarse mediado el último cuarto con una lesión de tobillo, mal fruto de pisar a DeMarre Carroll en un intento de marcaje y producirse la torcedura en forma de latigazo. No sabemos el alcance de la lesión, pero mirando el calendario lo que sí sabemos es que puede peligrar su segundo All-Star Game. El karma parece encaprichado en seguir causando bajas hasta que alguien se decida a llamar a Ben Simmons.

Tallos verdes en Brooklyn

Por fortuna para los Milwaukee , la lesión se produjo cuando dominaban el marcador por once puntos y la victoria no corrió peligro en momento alguno. La ventaja llegó a ser de 28, y el marcador final reflejó un 109 a 94.

Los Brooklyn no fueron rivales en una tarde en la que ninguno de sus dos bases, ni Dinwiddie ni Russell, estuvieron acertados, con 9 y 3 puntos respectivamente y unos carros de tiro para olvidar.

Los más finos entre los neoyorkinos fueron dos rostros cuyo buen sabor dejado en el paladar de los aficionados empieza a ser una constante.  volvió a ser un polvorín en ataque, con 15 puntos y 6/7 en tiros, mientras que Jarrett Allen dio una muestra más de que los Nets tienen center vintage para rato; en los tres últimos partidos, el pick 22º del pasado Draft había promediado 16 puntos con un alucinante 82,6% de acierto; hoy su aportación ha sido de 14 tantos y 7 rebotes con otro buen 7/11. También tuvo tiempo para merendarse un mate con regusto a salitre del Egeo.


De dulce sin Kidd

Pero el momentum, una vez más, estuvo del lado del rival, quien solo ha bajado la guardia en una ocasión (ante los T-Wolves) desde el despido de Jason Kidd. El resto de encuentros (5 de 6), se han saldado con victorias. Y con esta son 29 y a un solo partido de la 4º plaza que ocupan los Wizards.

Además de Anteto, que hasta el instante de la lesión sumaba 16 puntos, contribuyeron Middleton (16), Eric Bledsoe con un partidazo (28 puntos y 6 asistencias) y , quien merece atención especial por lo poco acostumbrados que nos tiene a veladas tan completas como esta: el espigado pívot se despachó con 19 puntos, 18 rebotes, 3 asistencias y 2 tapones. Su mejor encuentro de la temporada (y probablemente de también la anterior, y de la anterior) haciendo honor a la titularidad arrebatada a Thon Maker.

“Giannis es una parte fundamental de nuestro equipo, pero tenemos otros muchachos capaces de dar un paso al frente, especialmente en los tramos finales, y tomar su rol”, comentaba Bledsoe en el postpartido.

Cerramos el post con Jabari Parker, quien en su segundo asalto tras once meses de baja siguió con el dispendio de buenas sensaciones: 11 puntos, 2 asistencias, 2 tapones y 1 robo en tan solo 17 minutos de juego.

A no se le ocurre ni un solo motivo para no sonreír.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

Análisis en vídeo: Denver construye con los Warriors como modelo

DeAndre Liggins, dos años de contrato en New Orleans

Siguiente