Lonzo Ball se someterá a una astroscopia

Los Angeles han anunciado que se someterá a una cirugía artroscópica en la rodilla izquierda el próximo martes. El procedimiento tiene como objetivo reparar el desgarro de menisco que habría sufrido en tal articulación al finalizar el curso 2017-18.

El paso por el quirófano no se trata de ninguna sorpresa. Rob Pelinka, general manager del equipo, aseguraba hace poco más de 24 horas que no podían hablar de la rodilla del base. Sin embargo, al ser cuestionado por la opción de una cirugía, no la descartó al señalar que estaban estudiando todas las posibilidades.

En cualquier caso, la artroscopia no cambia en sentido alguno el calendario marcado por los californianos para que esté recuperado Ball. Según informa Sam Amick de USA Today, la idea sigue siendo que esté junto a sus compañeros en el training camp del equipo.

Cierta preocupación

Aunque Ball esté listo para hacer la pretemporada con normalidad, el hecho de estar parado la mayor parte del verano no ayudará a su progresión. Y es que los Lakers le habían puesto deberes. Más allá de mejorar su tiro, lo cual ven más como un factor de confianza, le habían pedido que trabajase en su físico, algo que ahora queda en stand by. De su recuperación y desarrollo depende parte del éxito de la nueva fórmula, la cual empieza por LeBron James pero necesita igualmente de que el resto del conjunto aporte su parte.