Los 76ers arruinan el debut de Cousins en el Oracle

Los Philadelphia dieron un contundente golpe sobre la mesa tras imponerse a los Golden State en Oaklan por 104-113. El duelo, que debía servir de triunfal debut de en el Oracle Arena, terminó con los de Brett Brown demostrando que las buenas sensaciones de los últimos partidos no son casuales, y que son un equipo cada vez más hecho. Estos Sixers van para arriba; habrá que ver hasta dónde llegan.

Un nuevo rey en la pintura

El reencuentro de Cousins con la alta competición estaba siendo idílico. Cinco partidos, cinco victorias para los Warriors, y sensaciones más que positivas, pero frente a él estaba un hombre que no iba a dejar que el retorno a las pistas fuera tan plácido: un monstruo de 2,13 llamado .

El pívot camerunés acabó el choque con 26 puntos y 20 rebotes, haciéndose amo y señor de la zona y forzando a Cousins su peor partido desde su regreso. El ex de los Pelicans se quedó en 7 tantos y 6 rebotes, evidenciando que, si bien ha vuelto a un buen nivel, no es aún el dueño de la pintura que era cuando se lesionó el año pasado.

Sin piedad tras el descanso

Fue en el tercer cuarto cuando los 76ers tomaron el control del partido para no soltarlo. El parcial de 26-42 para los de Pensilvania dio completamente la vuelta a un choque hasta entonces dominado por Golden State, cuyo ataque pareció colapsar en la segunda mitad gracias al gran esfuerzo de Philadelphia. Los de Kerr no pudieron pasar de 44 puntos en toda la segunda parte, lo que hizo estériles todos sus esfuerzos por retomar el mando.

El desacierto desde el triple fue, en gran medida, la causa de este problema. Pese a contar con un inspiradísimo, que se fue hasta los 41 puntos con un 10/18 en el tiro de tres, el resto del equipo firmó unos porcentajes paupérrimos desde el perímetro (1/20). , que acabó con 25 tantos, fue el otro jugador de los Warriors capaz de encestar un triple, aunque falló 7 de sus 8 intentos. En este sentido, fue bastante notable la ausencia de , aunque Alfonzo McKinnie cumplió en su primera titularidad anotando 11 puntos con un 5/5 en tiro.

“Creo que nos han pasado por encima en la segunda parte” aseguró Kerr. “Deberíamos haber tenido una ventaja mayor al descanso, pero nos descuidamos y les permitimos darle la vuelta al partido”

Simmons celebra su All-Star a lo grande

Acompañando a Joel Embiid estuvo , que celebró su reciente convocatoria para el All-Star Game con un soberbio partido, en la línea de lo que viene haciendo durante todo 2019. El base australiano firmó 26 puntos y 8 asistencias, y lo hizo con un excelente 10/13 en tiros. No estuvo tan fino , que se quedó en 7 tantos, aunque hizo olvidar el desacierto del alero con 15 puntos, 12 de ellos desde el triple.

Con este triunfo, los Sixers adelantan definitivamente a los Indiana Pacers y son ya terceros en la Conferencia Este. Golden State, por su parte, mantiene el liderato del Oeste, pero ha caído ya ante Milwaukee, Toronto y Philadelphia, los tres primeros del Este, en sus respectivas visitas al Oracle. Es obvio que playoffs y temporada regular son momentos muy diferentes, pero parece que los de Kerr tienen cada vez menos margen de error en una NBA de lo más apretada.

(Fotografía de portada: Andy Lyons/Getty Images)