Los 76ers, “en cueros” ante los Cavaliers

Ni , ni T.J. McConnell, ni probablemente . Con estas tres importantes bajas se presentan, casi con total seguridad, los Philadelphia en el partido de esta madrugada ante el segundo mejor récord de su conferencia, el que ostentan los Cleveland .

A McConnell lo lastra el hombro, a Embiid los back-to-backmás que le pese—, y en el caso de Saric es un corte en su ojo derecho lo que por ahora lo mantiene con el cartel de “questionable”. De confirmarse, son tres bajas serias con las que tendrá que arreglárselas Brett Brown en su visita al Quicken Loans Arena.

En total, con la triple baja, los 76ers pierden una aportación media y conjunta de 41,4 puntos, cerca de la mitad de los 108 por encuentro que promedia el equipo en lo que va de temporada. Ya por fin, eso sí, no hay que elucubrar sobre si el coach recurrirá al denostado Jahlil Okafor, ya felizmente traspasado a Brooklyn Nets.

Oportunidad para Booker

Así pues, —que se está mostrando de lo más solvente en lo que va de curso— y Ben Simmons acumularán más galones y minutos de lo ya habitual en la dirección del juego. Poco escollo aquí. Mayor reto será, este sí, disimular la ausencia de sendos líderes de la pintura sixer. y tienen toda una papeleta dura por delante.

Y otro activo más, pues ya se ha incorporado a la normalidad del equipo y estará disponible para su técnico si éste así lo desea. Su carácter y entrega, sumados al ídem de Homes y Johnson, serán imprescindibles para frenar la apisonadora que representa LeBron James y sus internadas.

El rebote

Los Cavs por su parte siguen sin contar todavía con Tristan Thompson, cuya vuelta es inminente, y Tyronn Lue no se atreve a darle protagonismo aún a Zizic, por lo que la pintura carece de ancla por el momento, sólo atravesada ocasionalmente por jugadores que disfrutan más jugando abiertos, como o Channing Frey.

Otro elemento clave será el rebote, debido a la gran cantidad de segundas oportunidades que este genera. Embiid es el mejor reboteador del equipo (11,1) seguido de un sorprendente Simmons (9,5). No obstante, los minutos juegan a su favor.

Insertando el filtro de los ’48’ minutos, comprobamos que los 76ers tienen dos notables suplentes en esta faceta en Holmes y Johnson, especialmente el ex de los Celtics, quien calca prácticamente el rendimiento de Embiid en este campo, e incluso lo supera ampliamente en el rebote ofensivo.

Los Cavs, por su parte, que son por cierto el segundo mejor equipo de la NBA anotando en la pintura (+13,5) tras los New York Knicks, tienen en Love, como no, su experto en rebotes, con 10,4, seguido por LeBron. Sin Thompson, el tercero en capturas es su Sexto Hombre, Dwyane Wade, con 3,7.

Ambos vienen de perder

Los 76ers, que vienen de caer in extremis con los Lakers, dibujan una racha neutra en los diez últimos encuentros, con cinco victorias y cinco derrotas, mientras que los Cavs llegan absolutamente lanzados, aunque ayer tocara un ceda el paso ante los Indiana Pacers que quebró su ritmo de 13 triunfos consecutivos. Veremos si ese contratiempo, sumado al back-to-back al que se enfrentan esta noche, es óbice suficiente para que Simmons y compañía tengan su oportunidad.

Es la segunda vez que se cruzan esta temporada, sonriendo el triunfo en su primer enfrentamiento a los de Ohio (113-91), choque en el que los máximos anotadores fueron James y Embiid, con 30 puntos cada uno. Hoy los 76ers pierden a su mejor anotador, y eso el Basketball Power Index de ESPN parece tenerlo muy en cuenta: da ganadores a los Cavs con un 64,5% de probabilidades.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

Waiters, orgulloso: “No pienso salir desde el banquillo”

James Harden: 48 puntos para seguir dominando el Oeste

Siguiente